22 noviembre 2016

Buganvillas en el jardín del hospital pediátrico.


cuando dijeron mira qué pollo tan lindo
no me imaginaba esto
el pitido de tu bronquio ardoroso
tu pelo sudado o que tocarte fuera
como pelar un huevo recién hervido
entre mimo y escozor
entre esmero y cuánto quema
en la cama contigua del hospital pediátrico
el vecinito dice no quiero que sea de noche
tu pelo liso tu bronquio liso tu sangre
excelente ya
cuando alabaron qué pollo tan bueno
imaginaba un pío quejica
y no esta dulzura con la que miras
las manos flacas de la enfermera
con el pie rojo punzado
con la máscara darth vader humeante
con la sonrisa de no saber qué es angustia
pollín herido todo templanza

6 comentarios:

aikogg dijo...

💙😘

Danié Leina dijo...

Lo siento mucho, pero el poema es malo. Espero que aceptes la crítica. No tiene ritmo ni melodía. Por no decir el uso de palabras vacías. Que desgracia hay gente con talento que no encuentra ni para tabaco, será la tragedia del siglo presente. Un saludo.

Luna Miguel dijo...

Es probable que tengas razón. A mí me gustan las palabras vacías, y no me gusta el ritmo, ni la melodía. Otro saludo.

LAURA ROJAFUENTE dijo...

Hermoso expresivo de todo ese universo inmenso de tener un hijo. Me encantas Luna. Un abrazo de esta poeta del sur Chile.

Jorge Lunae dijo...

Bonito poema y con palabras que llenan la copa hasta el borde.

Don Vito Andolina. dijo...

Hola, sin ánimo de entrar en gustos o no, que muchas veces nos llevan a disgustos, uno nunca podrá juzgar que es bueno , menos bueno...malo ni nombrarlo..Personalmente no encuentro palabras vacías en el poema, puedo entreveer ausencias, no presencias si quieres Danié,en cuanto a ritmos, melodías y demás....eso lo dejamos para una buena canción de soul...un poema brilla con palabras formadas de letras plenas de luz y significados personales aparte, este poema según los ritmos melódicos de mi corazón, los tiene...
Gracias, perdonar el mitín...pasen buena tarde, besos entregados..