05 marzo 2016

Sobre la censura y el autoplacer.

Apollonia Saintclair

Queridos amigos,

como algunos ya sabréis, el pasado jueves por la mañana anuncié aquí en mi blog y en mis redes sociales la publicación de mi nuevo libro. Un pequeño recopilatorio de artículos, ficciones, fragmentos de diario y entrevistas a propósito del tema del autoplacer femenino.



Como distintos medios digitales y blogs se han hecho ya eco de la noticia, quizá también sepáis por El Confidencial, VerneEl Español, Ara, Telecinco, Estandarte, NegratintaElComercio (Perú) o ActuaLitté (Francia) que pocos minutos después de anunciar la publicación y explicar su contenido en Facebook, esta empresa me anunció que me habían denunciado por mal comportamiento, y que mi cuenta había sido desactivada por precaución.


De pronto, por hablar de masturbación, autoplacer u onanismo, me había convertido en alguien “peligroso”.

La propuesta de Facebook no es tan sorprendente: es cierto que está en sus estrictas normas el favorecer una comunicación “limpia” y “no obscena”. 

¿Pero de verdad es obscena la divulgación cultural sobre un tema tan humano como el autoplacer? 

¿Qué puede tener eso de dañino?

Lo que también me espantó es que alguien de entre mis contactos —personas que, entiendo, me siguen porque tenemos algo en común, o porque les gusta ver los artículos, poemas, fotos que comparto— pudiera denunciarme sabiendo que las consecuencias podrían ser esas: privarme de mi cuenta, una cuenta que mantengo desde hace casi 8 años, y en la que, entre otras cosas, guardaba fotos, links y otros recuerdos bonitos.

Pero bueno, así es como se desarrolló la mañana. 

Mi “Dedo” y la portada de Capitán Swing debieron molestar mucho a alguien, y los filtros de Facebook y sus alarmas saltaron. Sin embargo, yo tenía la esperanza de que en un tiempo determinado —que según tengo entendido podría ir de entre las 24 horas a las 2 semanas,  o incluso más—, el filtro humano de Facebook al que yo ya había apelado y reclamado, me diera la razón, ignorara al denunciante y me devolviera la cuenta.

Esto no ocurrió así.

El mismo viernes por la tarde, mientras terminaba de comer con mi marido, me llegó un mensaje que me dejó aún más desconcertada, y que copio aquí abajo. Ahora, según Facebook, yo no podría volver a reclamar, y lo peor de todo, las razones de su censura no me podían ser especificadas por motivos de “seguridad”.



En ese momento me reí: ¡soy una terrorista de la masturbación! ¡Pero venga, vamos, si sólo me toco un par de veces a la semana, y para liberarme del estrés que me producen el trabajo y el embarazo! ¡No me podéis castigar por hablar en 60 páginas de nada de un tema que tan bonito, y que yo creo haber abordado también de una manera tierna y sencilla! ¡Pero qué *************!

Sólo se me ocurren algunas razones por las que Facebook pueda haberme bloqueado para siempre —o para casi siempre, pues por fortuna y por seguridad, para poder mantener las páginas que gestiono, como mi página de autora o la página de mi editorial, mantenía vivas cuentas de usuario con nombres distintos al mío, que ahora me permitirán seguir entrando a Facebook poco a poco, hasta que todo se normalice—.

Por ejemplo, que la misma persona que me denunció el jueves por la mañana ya lo hubiera hecho antes. Es cierto que yo venía hablando de mi ensayo de la masturbación mucho tiempo, y quizá el censor ya se había sentido amenazado antes —pero claro, tío/a, un consejo: cuando a mí no me mola alguien lo borro o lo bloqueo y así me ahorro disgustos—.

Lo que más me inquieta, es que antes de que la pantalla de bloqueo apareciera y me dejara fuera de mi perfil para siempre, yo estaba preparando un post para mi página de autora con algunas de las imágenes que he copiado en el tuit de arriba. Esas imágenes, de hecho, las había recuperado de perfiles de Facebook, es decir, que Facebook ya las ha aceptado previamente en otras personas: chicas en bragas leyendo libros, flores con agujeros, manos mojadas, todo un universo tierno y erótico que ya campaba a sus anchas en la red social.


Y digo que me inquieta, porque Facebook me bloqueó antes de que yo pudiera volver a compartirlas. Es como si me hubiera bloqueado la mente. Como si me la hubiera leído: Luna, sabemos que acabas de publicar un post sobre la masturbación, así que como te atrevas a subir algo más al respecto… bueno, venga, mejor no nos arriesgamos, te bloqueamos y listo, ¡mente sucia!

No sé qué más pensar.

Ni sé qué más decir.

En Facebook hay páginas que incitan al odio a otra razas, que incitan al maltrato de animales, que incitan al machismo, a la violencia, a la anorexia, que insultan a gordos y gordas, a refugiados, que publican cabezas cortadas de niñas o imágenes de esas que bien valen un pixelado o de esas que en los informativos nos suelen dar arcadas.

En Facebook hay personas que te insultan, que insultan a celebridades por estar gordas, o ser negras o ser simplemente mujeres.

En Facebook hay mucho odio, muchísimo odio, y me parece injusto que yo, que solo he compartido arte y literatura, me vea privada de utilizar un servicio que además es mi herramienta de trabajo.

Las reglas son las reglas, me dicen… Y mi  pequeño e inocente dedo las ha roto.

Estoy muy agradecida a todos los que habéis hablado de esto y a todos los que os habéis quejado.

Estoy muy agradecida a mi amiga Elena Medel, que se puso la portada del libro como foto de perfil, y a quien horas después también denunciaron por “obscena”.  

Estoy muy agradecida a todos los que me habéis propuesto hacer un Change.org —gracias, de verdad, aunque no sé ya si a estas alturas sea necesario— y a todos los que no conozco y desde Twitter, Instagram, Tumblr o el mismo Facebook estáis gritando.

Cuando publiqué la portada de El dedo y su sinopsis en este mismo blog, un anónimo se rió de mí y me dijo que “la masturbación femenina no era un tabú”.

Casualidades de la vida, lo que "no era un tabú" acabó convirtiéndose en mi expulsión del "paraíso de Facebook".

Hoy es sábado, la casa está calentita porque hace sol, y mi hijo no para de moverse en la tripa, como diciéndome que quiere salir ya.


Así que querido Facebook: esto que acabo de decir. Esta sensación de paz que no es virtual sino que puedo tocar porque está dentro de mí… es mi verdadero paraíso.

28 comentarios:

Javier Sánchez dijo...

Hola, Luna:
Ayer, por la noche, cambié mi foto de perfil por la de la portada de tu libro. Y hoy, sábado, mi cuenta de facebook sigue funcionando correctamente. Espero que todos los que lean este comentario cambien su foto de perfil por la de la portada de tu libro, a ver si así facebook se da cuenta de que no hay nada "impuro" en tu libro.
Saludos.
Javier Sánchez

m dijo...

Esto me da mucha rabia no sólo por la censura per se y el daño que implica que te quiten algo en lo que has puesto tanto esfuerzo. No sólo por saber que hay un imbécil que no tiene nada mejor que hacer. Es porque luego tienes un problema real (acoso, por ejemplo; a mí me pasó hace unas semanas que en torno a 10 desconocidos no me dejaban en paz) y Facebook no te ayuda (yo, por ejemplo, querría que los no amigos de amigos no me pudieran mandar mensajes). Es terrible que le den la razón al bully, porque eso es lo que creo que es el personaje que te ha denunciado.
Al menos disfrutaremos del efecto Streisand. Mucho ánimo, Luna.

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

Pero...¿ Pueden llegar a cerrar tu cuenta por la denuncia de un único usuario? Es decir, yo he denunciado perfiles donde, de forma descarada, se hacía apología del maltrato animal y las soluciones por parte de facebook eran: darme la opción de bloquear dicho perfil, ponerme en contacto con el responsable de ese perfil para aclarar las cosas o en última instancia revisar mi denuncia, que normalmente era rechaza (además con bastante prontitud) por ser una sola usuaria denunciando. Qué extraño todo.

Luna Miguel dijo...

Por eso, como digo, sospecho que es alguien que me ha tenido que denunciar más veces... porque si no es incomprensible.
La respuesta de FB además sorprende mucho "por razones de seguridad no te podemos dar los motivos del cierre..."
Pues vaya :(


Besos a todos,

plazamoyua.com dijo...

Aquí tenemos un error de mentalidad muy grave. Pensamos que como Facebook es gratis de usar, sólo FB puede poner las condiciones y no hay nada mas que decir ni alegar. Pero es falso que sea gratis. Y no sólo le das tus contenidos. Le das algo mucho más grave; literalmente, tu vida. Lo que te gusta; lo que lees; lo que escuchas; lo que haces; con quién te relaciones; quién se reaciona contigo; a quiénes gustas, y cuánto. Vida con la que luego comercia, y proporciona a los que pueden decidir que eres un "target" adecuado para algún producto. También le proporciona tu vida -no sé si gratis o bajo favores- a unos cuantos gobiernos y sus agencias de espionaje.

Bien, supongo que se entiende la idea. No es precisamente que tú no le dés nada al puto Facebook, y por tanto Facebook no tenga nada que cumplir contigo.

Esperemos que casos como el tuyo ayuden a que nos demos cuenta de que estamos permitiendo un monstruo. Literalmente.

Aleksandra Mladenova dijo...

Bueno, es una excelente promoción para tu libro

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

Al menos, consuela comprobar que, aunque exista todo ese odio (unas veces subterráneo, otras descaradamente visible) en las redes eclipsando lo bueno, las personas que confían en tu honestidad te acompañan y las malas pracficas caerán. Estoy segura que en poco tiempo se le verá el plumero a ese corazoncillo delator que te denuncia sin motivo.

Anónimo dijo...

Hola Luna, acabo de compartir en mi muro y en mi página de Facebook tu censura, mira por dónde no te conocia :O, pero este hecho que te ha ocurrido, ha hecho que llegaras a mí, solo decirte que compraré tu libro, ya que yo también me masturbo y experiencia en que le cierren perfiles por hablar libremente por esta boquita, tengo, espero que con la repercusión mediática que vas a tener consigas recuperar tu cuenta y vuelvas a ser libre de publicar en tu muro todo lo que quieras.
Salud y seguimos compartiendo ;)
An Mad

Anónimo dijo...

Pero en serio no es una estrategia de autopromoción? porque seguro que ahora el libro se va a vender muy bien...

Verónica Durán González (MUJERCIERVO) dijo...

*segura de que

*malas prácticas

NINGUNO dijo...

Hay mucha gente que se la coge con papel de fumar,aunque igual esto es un comentario sesgado... o machista, vete tú a saber...

Anónimo dijo...

Pura guisa de proliferación mercantil; peor que cualquier ideología discriminadora; callada durante tanto tiempo y a estas alturas y harturas y preñeces de cuento nos propones la venta de tu dedo, tu hoyo, tu ansiedad y tu orgasmo...
¡Haz lo que debas, lo que puedas y no te engañes más: FINGEYAKULACIONES al por mayor!
¡Fiat lux por doquier!

¡AMAPOLÁBILIS!

Jose A. dijo...

A ver si con esto la gente despierta del sueño postmoderno que son las redes sociales. ¿Acaso no os dais cuenta de que mercantilizan vuestra vida y os oprimen cuando creen que no sigues su patrón de valores establecidos?. Facebook y la incultura se alimentan uno a otro, abrid los ojos.

Lerby Mendez Ril dijo...

La censura es algo que está bien en cierto nivel, desde mi punto de vista hay que apartar a niños y niñas de algunos temas hasta que tenga la edad y la madures para afrontarlos, después de allí en lo personal lo veo como una restricción innecesaria algo que aisla al individuo y su propio desarrollo como persona, es injusta en muchos casos por demás estúpida. La masturbacion sea en mujer u hombre es algo muy personal que cada quien es libre de compartir y que no le hace daño a nadie en dosis sanas

Muy mal por las redes sociales y la gente que quiere pasarse de puritanas y puritanos cuando todos sabemos de su doble moral

Anónimo dijo...

En el correo que supuestamente te enviaron, ¿por qué no se ve el remitente?
Jamás oí de alguien a quien borraran la cuenta COMPLETA por publicar una foto que no cumple las (gazmoñísimas) políticas de Facebook, como mucho censuran la foto y ya, ¿no? Es rarísimo.

Jimena

Luna Miguel dijo...

Si me facilitas tu dirección de correo te lo reenvío sin problemas.

Karin dijo...

Anda, si al final le vas a tener que dar las gracias a facebook...

http://sexandpepper.com/ dijo...

Hola Luna,
Que indignación al leer la noticia en prensa, yo ya he padecido esas censuras varias veces no sólo en Facebook, también en google y similares desde que comencé a montar mi web de sexualidad, desde la óptica de la educación sexual y cual fue mi sorpresa al recibir ese maldito correo de facebook dónde no sólo te bloquean de manera permanente sin opción a rechistar, si no por las explicaciones, da igual que el objetivo sea artístico o educativo... no forma parte de sus "valores" de empresa. Que triste mundo si no tenemos opción a la educación y al arte.
Aquí reflejé mi queja:
http://sexandpepper.com/blog/index.php?id=ivyb1995
Y por supuesto que desde mi cuenta de Facebook ( https://www.facebook.com/SexPepper-1608934216004292/) ya va la tercera,jeje, anunciaré tu libro, aunque sea como gesto de apoyo y queja por este tipo de censuras.
Un Abrazo!!

Tarot FranMary dijo...

¿Como no denuncias a facebook tu Luna por las paginas de porno y videos porno y toda agresividad violenta ? Si tus imagenes no son fuera de lugar de las normas de facebook y pones solo amigos y mayores de edad tus amigos no tendría que haber problemas recuerda que si sigues sus normas estos caerán en su propia trampa..Un saludo FranMary

ℒ. dijo...

Masturbarse es totalmente natural no sé porque la gente se sigue escandalizando, lo peor de todo es que te hayan borrado la cuenta completamente por algo así, cuando por la red de facebook se ven cosas peores.

En fin. Injusticias y sin sentidos hay muchos en esta vida.

Un abrazo.

Cleiton dijo...

Hola, es curioso q por culpa de un retraido te hagan eso no lo entiendo,sabes_is q en youtube hay videos explicitos de como aprender a masturbarse pues t digo q esto es alguien q t tiene mania y conoce a alguien q ha movido alguna tecja para hacerte esto , hare lo mismo colgare tu libro haber si hacemos piňa

THE LUXURY LOVE dijo...

Hola Lola, te entiendo perfectamente, yo tengo una tienda de juguetes eróticos Luxury Love y llevaba 3 años en facebook con mas de 2200 fans y por poner la foto de una mujer enseñando las tetas si tener el pezón tapado y una foto de 2 personas practicando sexo, pero que no se veía absolutamente nada ni una teta ni parte de la anatomía de la pareja, pero la postura era incitadora me eliminaron la cuenta,y me quede bastante echa polvo porque 3 años de mi negocio publicado en facebook había desaparecido con fotos eventos etc.... No entiendo las personas que denuncian que consiguen con eso, como tú, pienso si no les gusta la página o su contenido que no pongan me gusta así de simple.
Es vergonzoso que facebook tenga esta doble moral pero hoy en día tiene tantísimos seguidores que si no estas en facebook no eres nadie, me da muchísima rabia tener que depender de una red social que va sobre mis principios pero bueno si quieres que te conozcan y darte más a conocer, tienes que pasar por el tubo y cumplir sus normativas que me parecen absurdas.
En mi perfil publique tu post para que la gente vea que es una injusticia lo que están haciendo.
Todo mi apoyo y yo como vendedora de juguetes eróticas estoy totalmente de acuerdo y a favor de la masturbación femenina como la cosa más maravillosa del mundo.

Anónimo dijo...

Novel también. Pero las ganas de escribir no. Tengo un blog y me gustaría vuestra opinión. Escribí un relato corto también sobre FB y el tabú de los encuentros solitarios. A ver como sale. Mientras tanto espero escribiendo...http://bitacorasdeluna.blogspot.ch/search/label/Lilith?m=0

Cristina Hernández Zafón dijo...

woooow no quepo de asombro... tienes todo mi apoyo, y al masturbación femenina también cuenta con mi apoyo ;-)

Jessica dijo...

Sí, a mi me ha pasado lo mismo...

Peps Virgo dijo...

Hola Luna, no te conozco de nada pero tras leer lo ocurrido tal vez por empatía, o lo que sea, siento frustración por no entender porqué algo tan natural como la masturbación y de la forma tan sencilla con la que relatas debe ser censurado. De un modo u otro siento que esto nos incluye a todas/os, que deberíamos ruborizarnos u ocultar tal práctica como algo impuro, y más como tu bien dices, la violencia u otras imágenes que incitan al odio del mismo modo sí son aceptadas en facebook.
Por ello compartiré también esto en facebook para que llegue a lo más lejos posible, y espero que sirva por lo menos para concienciar un poquito más a la gente de la colección absurda de tabúes que guardamos todos.

Y por cierto, para quien no cree que te puedan cerrar completamente por una denuncia una cuenta de Facebook, sí es posible, una buena amiga lleva ya tres cuentas creadas porque alguien no para de denunciarle, y no publica ni fotos eróticas, ni violencia ni nada de nada. Simplemente alguien ha decidido amargarle la existencia.

Esquemasdereplicacion dijo...

A la mierda luna. Me encanta tu trabajo y me ahorro los elogios. Te conocí con museo de canceres y ahora espero ansias mi cumpleaños(mi hermana se fue de "sudaca" hace un año a España y me mandara la tumba del marinero.)ja y te agradezco que me publicaras en tu tumblr de tenían 20 años...es mi máximo hit como poeta en la red. Yo subiré a FB un fragmento de este post con su portada correspondiente....pajeros del mundo unios?...saludos. Ah suena Le tigre...mientras posteo esto.

arrancaboinas dijo...

A ver, facebook es como es, pero si lo usas, hay que aceptar que algunos límites van justos. Puedes publicar sobre bulos, incluso con alias, y no tendrás problemas.
El tema de la sexualidad, pues tampoco es que lo reprima abiertamente, pero tiene estos riesgos.

A mí me han denunciado la cuenta y la he tenido bloqueada UNA SEMANA en dos ocasiones.
Una fue por haber llamado "sinvergüenza" explícitamente a una charlatana de las que lo usan para vender morralla esotérica pseudoterapéutica, y haber denunciado su estafa por grupos. Ahí sigue la señora, con sus bulos sobre autocuración -además, cobrando-
La tra ocasión fue por una imagen, que alguna exaltada feminista consideró ofensiva, sin pararse a leer el texto que la acompañaba, que era un escarnio de un anuncio sexista.
Y en ese nivel estamos.
Me alegro que finalmente hayas recuperado tu cuenta. Es desolador perder el esfuerzo, mientras millones de perfiles se dedican a compartir insensateces sin el menor interés.