12 febrero 2015

Yo quería escribir un poema feliz.



Y entonces me dediqué a vivir,
(y nos casamos)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿un poema feliz? arruinaría tu reputación

buenas noches y buenas vidas

Hermannus Contractus dijo...

Los rostros son la luz y el amoroso regocijo y la santa escritura.