22 febrero 2015

Tecleé "triste" en el buscador de Google y entonces aparecieron un montón de bebés llorando.


(De la serie de cosas que anoto en mi móvil cuando me despierto a media noche)

Toco tu piel con mi piel y juntos creamos calor. Toco tu tripa con mi tripa y juntos creamos la grasa. Toco tu sexo con mi sexo y el gato se interpone, el miedo se despierta, no creamos nada. 

9 comentarios:

Anónimo dijo...

cualquier día tu móvil se declarará en rebeldía, te absorberá y te abducirá y eso será triste

Anónimo dijo...

ah y dale una patada al gato

luna dijo...

Qué violencia

Charles dijo...

Primero el gato y si queda gato en ti, dale al sexo.

Nefer Munguia dijo...

Esos gatos modernos no dejan nada bueno

Saludos, primer vez que te visito pero creo que seguiré pasando

Magdalena Adrover Ribas dijo...

me ha recordado tristemente a mi vida pero en mi sexo con mi 'gusano' no se interponen gatos. gusano porque a mi esta persona no me produce mariposas en el estomago, sino gusanos. el es un gusano.

Ula dijo...

Quítate el miedo, niña.
La primera vez que reté a un gato a los ojos, gané. Desde entonces los amé y los tengo como compañeros.
Linda.

Anónimo dijo...

en el apartado "mis libros" de tu blog, donde pone "los estómagos" -> Primera edición, creo que te has confundido en el año (sí, me fijo en todo)

lucía dijo...

Tengo que comprar los estómagos
8)