16 junio 2014

I'm afraid to stop breathing.


Angela Deane
Tengo miedo de dejar de respirar –
primero el dolor en el
cuerpo
asfixia y luego
la Muerte.
Allen Ginsberg

Estoy pensando en la lluvia. En los pies ensangrentados de agua. Mira, todos se han ido. Estoy pensando en la lluvia y en que aún puedo amar. Bajaremos al río para mojar nuestros pies ensangrentados en sangre. Bajaremos a las oscuras luces para bañarnos. Estaremos juntos, ¿no estoy tan sola? La lluvia escuece. Todos los que se fueron están dentro de mí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que ver la hermosura que hay en el dolor

José María Martínez dijo...

Yo lo que veo aquí es superación del dolor, Sr. Annónimo, aunque duela. La belleza ayuda mucho. Lo del masoquismo que usted sugiere es otro asunto. En el dolor no hay belleza. La belleza, que hay que buscar, es nuestra lucha contra el dolor.

Mariano Fdez dijo...

Un soplo se oxígeno para esos labios tuyos de ciencia ficción. Besos.

Anónimo dijo...

(Agustí Rocamora) Hay que ver, con lo que me gustaba Mr. Ginsberg de más joven, y ahora me parece un vendedor de coches baratos. El mesianismo solo funciona si eres Whitman. Es descubrir a John Ashbery, o más mayores, A Wallace Stevens, Hart Crane o Marianne Moore y cambiar mi concepto de poesía radicalmente.