25 noviembre 2013

El corazón doble.

Estoy en Murcia.
Es la primera vez que limpio los zapatos con una de las esponjitas esas que te dan en el hotel. Siempre pensé que no servían para nada. Pero mirad, ya tengo los zapatos limpios. Eran muy caros. ¿Ha merecido la pena? Tengo los zapatos limpios. Tengo los zapatos limpios. Estoy pisando Murcia. Una madera limpia de Murcia. Abajo hay gente. Nos están mirando. Esta es mi casa. Mirad. Estoy nerviosa. Tengo los zapatos limpios. He conocido al gato de Marisol. El corazón doble me late fuerte grande fuerte porque estoy nerviosa. Habladme. Preguntadme cosas. Estoy nerviosa. Tengo los zapatos limpios porque estoy en un lugar amplio y limpio. La luz es suave. Es un verso de Marcel Schwob. Un verso. ¿Marcel tendría los zapatos limpios cuando lo escribió? He conocido (casi) a Annie. Están mis amigos. Murcia. Está mi familia. ¿Véis? Así escribo mis posts locos. Nerviosa.
Con el corazón doble.

6 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

interesante la forma en que escribes

Anónimo dijo...

Hola mujer hermosa con el corazón doble. Querría preguntarle algo (ya que es una de sus peticiones) ¿se ha enamorado usted alguna vez de un hombre que le doblaba o triplicaba la edad? Un beso.

Pablo Rendón dijo...

Leer tu blog es una de las cosas que más disfruto; nunca había comentado -quizás por eso de no contar con una cuenta de google, hasta ahora-. No obstante, cada vez que lo visito termino con una frustración tremenda porque tus libros -aquí, en México- resultan inconseguibles. Luna, urge tu poesía por acá. Urge.

Un abrazo desde este lado del charco.

NancyTravesti dijo...

Hija, cada día escribes mejor. Besitos a ti y a la gata de Marisol.

Aseret Blueminda dijo...

Ais, ais... ver tantas veces la palabra Murcia, familia, corazón, nerviosa "me ha dado sentir". Que ganas tengo de volver, de pisar mi casa, de pisar Murcia con o sin los zapatos limpios.

Un abrazo!

Anónimo dijo...

Qué susto,por un momento creí que la nota decía,"el corazón del hombre es dulce". Luna,dan ganas de arrullarte y cantarte una nana,en serio,sin ironía,para que no estés nerviosa. Tu reino no es de este mundo,te lo digo yo.