17 noviembre 2013

Así me quedé después de Blue Jasmine.

El aliento es un hueso del que la carne se despega
Robert Bringhurst

1. Entiendo el nerviosismo. Intuyo que está loca desde el minuto uno. A veces nosotros también enloquecemos. Nos peleamos. Sacamos las uñas. Intuyo que está loca porque sabemos qué es estar loco. Quién está loco a nuestro lado. Y quién no. ¿Quién no?

2. Lloramos un poco y luego tragamos salsa picante. Los camareros de L'Olla de Sichuan nos sonríen y nos dan más alcohol. Debatimos sobre personalidades fuertes, sobre viajes hipotéticos, sobre qué poco nos interesa el panorama literario hoy. Hoy que sólo podemos hablar de trabajo. De personalidades fuertes. De ciudades hipotéticas. De que Blue Jasmine me hizo llorar. El terror se entremezcla con lo picante. Lo picante me salta a los ojos. El vino fuerte. La mandarina. El vino fuerte.

3. Os miro a todos y sonrío. Los chicos cerráis los ojos y las chicas movemos las manos. Pagar por unas cuantas luces, por unos cuantos bajos, por unas cuantas gotas de cerveza: la felicidad era eso. Los chicos cerráis los ojos. Nosotras movemos las manos. Es extraño estar aquí. Es extraño que aún sea tan pronto. Es extraño que vernos bailar me haga querer de esta manera. 

4. Mai tiene los ojos rojos, nos ha fotografiado a todos en el mismo punto. Recuerdo que yo tenía frío. Recuerdo que poco después me corté la melena. Miriam y Raquel también se ríen. Tú tienes hambre. Todo huele a marihuana y tengo ganas. Tú tienes hambre. Compramos un cuaderno cuadrado y se lo damos a la anfitriona. Compramos fideos. Mi abrigo está mojado. Mis pupilas son tan sencillas. 

5. Qué tranquilo duermes después de esta mamada. Qué tranquilos están los gatos, quizá porque llueve. La lluvia nos relaja a todos. Yo leo a Oliver Sacks. Yoga en el salón. Un poema de Brinhurst. Tenemos vino bueno para cenar. Tenemos libros buenos pero ahora no los queremos. Recuerdo que sonaba Blue Moon. Y que la ropa nos pesaba. Sí. Toda la ropa. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo ya no sé cuál es el panorama literario que te interesa.
Nadie lo sabe.

Anónimo dijo...

El gangoso con acento de carabanchel tranquilo después de una mamada es espeluznante como imagen, perdón por la crueldad, pero ya que lo expones, te diré que resulta obsceno-MAL.

Al margen de esto: hija de mi vida, algún día todo lo que vendes te pasará factura. Tu poesía es superficial como tus tatuajes. Decir "cáncer"ochenta veces no significa que tus "poesías" hablen de enfermedad. ¡No hablan de nada, son puro vacío!. Decir sangre, semen, etc, no significa que sea sucia, y mucho menos profunda! Nunca tendrás la distancia suficiente para verte, para verlo, y no es cuestión de que seas joven, estás atrapada en tu propio personaje. Tendrás tu público adulador igual de vacío y tatuado que tú y será un motivo para seguir escribiendo, supongo, para hacer algo con tu vida.
Entiendo este comentario tan absurdo como tu post, si, pero después de visitarlo tenía que soltarlo. Todo es muy ridículo desde fuera... supongo que tienes la valentía de exponerte como un ser grotesco y absurdo, con tus fotos a tus brotes de alfalfa y al feo de tu novio, pobre, y tu otra vez, y esos versos malísimos sin ninguna inteligencia, y tú... y que te de igual el espejo del otro, precisamente por esa falta de distancia contigo misma. Eres una caricatura que no se ve a sí misma, como un personaje de Valle-Inclán o de Kantor actualizado, es muy triste. Tienes la pose pero no tienes alma, y por muchas fotos que le hagas a libros de poesía eso no se consigue trabajando, se tiene o no se tiene. El exotismo de la chica súper joven que escribe pasará y a todos nos quedará "cáncer de abuelo, cáncer de probabilidades". Qué chungo. Como fenómeno potrilla-exhibicionista le haces un favor a la sociedad porque puede escupirte (te matará todo esto) y descargar sobre ti sus frustraciones no digeridas, pero ya está. ¿Es ese el lugar que quieres ocupar? No sé, es que me da un poco de pena ver todo esto.. en el fondo pareces asustada y confundida.

luna dijo...

Jajaja. Dios, qué mal estamos.

luna dijo...

La vida es muy corta, amigo anónimo. Relajémonos, hagamos lo que nos gusta. Seamos felices.


Moss dijo...

Anónimo , se ha empleado usted a fondo.
Entiendo que le anima una preocupación sincera .
Luna . No sea tan imperativa , la gente hace lo que puede . La poesía habla de lo que no se puede .
" Relajémonos , hagamos lo que nos gusta. Seamos felices. "
Propaganda fascista .

miguel torralbo dijo...

Tu prosa es muy loca.de mucho contraste.envenenada .yo soy más clásico.pero me trae curiosidad.
Saludos