26 agosto 2013

Un verano raro (que ya se acaba).

Pensar es justo lo mismo que no pensar.
Así que no tengo que pensar
nada
más.
Jack Kerouac

1. El dolor empieza aquí, sigue por aquí, y por aquí, y luego termina aquí, aquí, aquí. El dolor empieza y termina por todas partes. Por todos los lados que afilo y acaricio, que afilo, afilo, afilo. (Ya basta).

2. Una caja de aspirinas cuesta más de cuatro euros en la farmacia una cerveza cuánto cuesta y un hijo cuánto cuesta y una adopción y un perro cuánto cuestan estas llaves esta vida esta tos dímelo, ahora, dímelo a ver si aciertas.

3. El gato de M se pone malo, el gato de E se sacrifica, el gato de L lame su panza rosa y no intuye qué tristeza. 

4. La lluvia nos traerá cosas nuevas. Lo dice mi horóscopo-piel. Nuevas cosas parecidas a nuevas risas. Nuevas personas que no serán malas. Nuevos poemas titulados "agosto" cuyo olor evocará un septiembre. 

5. Luces fuera. Recupero a surrealistas, a beats, a Plath. El aire de esta habitación es tan puro. El aire de esta habitación alimenta. El aire de esta luz amamanta. Cómo meditar

5 comentarios:

Duli Martínez dijo...

"El aire de esta habitación es tan puro. El aire de esta habitación alimenta. El aire de esta luz amamanta."

Laszlo García dijo...

Me ha gustado esta serie de rarezas estivales. Genial

Laszlo García dijo...

Me ha gustado esta serie de rarezas estivales. Y me alegro de que retomes a los beats. Genial

Hombre de arena dijo...

Tambien ha sido para mi un verano raro. Como dijo Saint-Exupéry: "J'ai du vieillir"..

Hombre de arena dijo...

Como dijo Kleber Haedens: el verano acaba bajo los tilos.