02 octubre 2012

De ornitólogos y poetas.


(Collage tomado del Instagram de Jenn Díaz)


a) Por mucho que lo diga bien fuerte "Odio al pájaro", el muy puñetero bicho siempre acaba volviendo a mí. Constantemente. Constantemente. Y es que el pájaro (por mucho que ya lo haya dicho, o bien, me da absolutamente igual repetirme) ha dejado de ser un animal (¿lo fue algún día?), quizá por el hecho de volar, quizá porque para nosotros es un mero juguete, quizá porque el pájaro siempre ha sido y será la mascota del poeta: albatros (Charles Baudelaire), cuervo (Edgar Allan Poe), mirlo (Roger Wolf), bluebird in my heart (Charles Bukowski), flamingo (Xóchil A. Schutz), azor (Ted Hughes), gorrión (Catulo), thunderbird (Dorothea Lasky), palomas mil (Maite Dono), sus jaulas (Alejandra Pizarnik), no sé, infinito, infinito, infinito... 

b) Mirad, precisamente, mi versión para iPhone de un poema de Bukowski. (Lo siento). 


c) Y hablo de todo esto porque como decía el bicho siempre acaba regresando. Esta vez en forma de antología. O de antologías. O de homenaje a la antología y a las antologías y a las alas antológicas. Quiero decir: hace muy poco, paseando por La Central de El Raval me topé con The poetry of birds, publicado en 2011 por Penguin, un libro que reúne a los mejores pájaros, que diga, poetas de la historia de la literatura, y sus poemas a propósito de este objeto/animal predilecto para ellos/nosotros. La portada es bellísima. El contenido lo parecía. Ha de serlo. -No sé, no pude comparlo, pero algún día será mío. 


d) En España se acaban de publicar otras dos antologías, una titulada Las hijas del pájaro de fuego (de la que ya os hablé aquí) y otra Cuaderno de vuelo (que salió ayer a la luz). Ambas están formadas principalmente por mujeres y ambas  me parecieron preciosas. De la primera destaco a Olga Novo, Maite Dono o Sandra Martínez. De la segunda me quedo indudablemente con un poema, el de Berta García Faet. En las dos echo de menos a Laura Rosal. En la primera me faltaba Layla Martínez -pájara sangrienta-. De la segunda aborrezco algunas voces epigonales, demasiado parecidas entre sí. De la primera celebro que sea en papel. De la segunda celebro que sea digital -su difusión será máxima-. De la primera no me convence la portada. De la segunda me enamora, y mucho, esa colección de ilustraciones (al principio del post podéis ver un ejemplo). Pero sea como sea, os invito a leer las dos. Os invito a seguir buscando pájaros por todas partes. Esos que tanto odio. Esos que tanto deseo. (

e) (Porque mirad, con esta ya son 125 etiquetas pájaras en este blog, una de las más pobladas desde 2006). Ah. Y no quiero olvidarme de este proyecto digital de la genial María Ramos. 

f) He pedido a Berta García Faet ESE poema del que os hablaba para poder publicarlo aquí. Y con este enorme texto cierro el post. Porque yo no soy ornitóloga, y posiblemente tampoco sea poeta, pero quiero pensar que estoy en lo cierto por una vez: que este texto es de lo más certero que se ha escrito en mucho tiempo a propósito del odiado y amado animal. Ahí va: 

TRECE TESIS PARA LA MEJOR COMPRENSIÓN DE LOS PÁJAROS
  
1.   El mundo es la suma de hechos y pájaros.
2.   Toda proposición tiene una forma (o sintaxis: el perfil de un jilguero siberiano) y un contenido (o semántica: el vientre de un jilguero siberiano).
2.1.  El contenido de un vaso de leche, que podría ser un cuerpo humano que emite canciones sobre pájaros, es la letra de las canciones que cantan los pájaros.
2.2.  La forma depende de la forma del vuelo.
2.2.1.  Supongamos que pensar es volar y viceversa. Entonces, la forma depende de las categorías mentales o, en otras palabras, de la estructura sin palabras del pensamiento y del vuelo.
2.1.1.1.  Las niñas sordomudas se visten de palabras o, en las palabras, de colores. Manejan delicadamente estas estructuras, con palabras.
2.1.1.2.   Estructura y categoría son sinónimos de piel.
2.1.2.    Una palabra es una gota de lluvia.
2.1.2.1.  Las gotas de lluvia −que son palabras− se precipitan diagonalmente sobre los objetos –reales, imaginarios, híbridos o azules−. Su existencia comienza, no en el cielo (tesis platónica) ni en el objeto real o imaginario (tesis platónica), sino en la tierna cabeza rapada de un bebé.
2.1.2.2.     Toda palabra o proposición metafísica o, incluso, de vocación ontológica, es una palabra o una proposición que está de más.
2.1.2.2.1.  Estar de más duele.
2.1.2.3.   Todo lenguaje es lengua franca.
2.1.2.3.1. Todo tanteo es tanteo a ciegas.
3.    En todos los poemas sale un pájaro.
3.1.  En todos los poemas, o bien sale un pájaro, o bien se sugiere la presencia de un pájaro, que está más allá del punto de fuga de la imagen (siempre hay una imagen de un cisne agazapado) y del marco barroco del poema (todo poema, normalmente, trata sobre lirios). Esta insinuación, a veces, es erótica; a veces, es duda existencial.
3.2.  Si detenemos el video del pájaro que pía en el segundo treinta y dos, justo cuando el pico está totalmente abierto, reconoceremos en su pico totalmente abierto un trapecio trisolátero.
4. Un milagro es un hecho no explicable por las leyes naturales.
4.1.  Las leyes naturales, que permiten que con fibras vegetales, tela de araña y saliva de colibrí se fabrique un nido de colibrí, son un milagro.
4.1.1.   Las leyes naturales no están en el mundo, sino en las categorías mentales desde las que miramos el mundo. Pero es un milagro que todo, tal vez, se sostenga.
4.1.2. Categoría y estructura son sinónimos de ojo.
4.1.3. El ojo no está cubierto por la gasa.
4.1.3.1. El ojo es la gasa.
4.1.4. El mundo se mira de dos maneras: o bien panorámicamente, desde el lomo de un pájaro, o bien íntimamente, desde el regazo de un pájaro.
4.2. Todas las preposiciones son mentira.
4.1.2.   Todas las conjunciones adversativas son una exageración ruin.
4.2.  Coincidir es un milagro.
4.2.1.   El amor es coincidir.
4.2.1.1.   Yo, que podría haber sido un dinosaurio terópodo, hace cien millones de años antes de Jesucristo, por ejemplo una hembra eoraptor, o una golondrina común, emparentada remotamente con el dinosaurio terópodo, o un esclavo negro que muere de asfixia en un barco inglés dieciochesco, acurrucado como una golondrina, o una flor feliz en algún campo pálido de agotamiento en Castilla, tierra de esclavos de la tierra, o la madre de Adolf Hitler, que cultivaba flores, o una cría de tortuga que, en su aventura desde la arena hasta la orilla, es secuestrada por una garza hambrienta como Hitler, yo, que podría haber sido un árbol, un bisonte, una medusa, un ferrocarril, soy yo, aquí, ahora, y te acaricio el pelo con los labios.
5.        El miedo a la muerte es un cuervo.
5.1. El miedo a la muerte deriva de haber sido feliz.
5.2.  La felicidad es un pájaro a la deriva.
5.3.  Un cuervo es una mota de sombra.
6.   La aliteración es el ruido de pensar y volar.
7.   Los hombres que nacen sin cristalino son los hombres más guapos del mundo.
7.1. La tórtola apuñalada no es una víctima, es un tipo de tórtola. La bípeda romántica de rizos apretados, si se coge de la mano del señor adorado, no es una víctima, es un tipo de tórtola.
8. Nuestro deseo de copos de nieve y de trozos de tarta salvajemente cortados no tiene límite ni textura.
9. Cuando enfermé, adelgacé veinticinco gorriones.
9.1. Ser reducida a un muslo o a un idioma duele.
9.1.1. Los pájaros no tienen ni género ni nación.
9.1.2. Una niña sordomuda que no tiene nación, a la que un profesor insulta esparciendo sobre sus mejillas la palabra pájaro en género femenino, es una niña que escribirá dos o tres poemas.
9.1.3. Todo poema proviene de un insulto.
9.1.4. Sugar Kane Kowalczyk es un pájaro enjaulado. La actriz que interpreta a Sugar Kane Kowalczyk pertenece a una misteriosa especie de pájaros enjaulados que imitan a los dígitos de las operaciones financieras.
9.1.4.1. Nadie conoce a la actriz que interpreta a Sugar Kane Kowalczyk.
9.1.4.1.1. Nadie conoce a nadie en verdad: con ecuanimidad y exactitud, como Gustave Flaubert conoció a su hija, Enma Bovary, hace algún tiempo, nadie conoce a nadie en verdad.
10. El mirlo era blanco hasta que hallé un mirlo.
10.1. El sustantivo no es un resumen, ergo, no se llega a él por inducción. El sustantivo es una canción (sobre pájaros o sobre estrellas fugaces) y proviene del sueño.
11. El sentido de una proposición es su acuerdo o desacuerdo con las posibilidades de existencia e inexistencia de los pájaros.
11.1. Sin embargo, toda proposición corre el riesgo de no conservar su sentido, si se dice demasiadas veces.
11.2. No obstante, decir poco duele.
11.2.1. La contradicción es el tejido nórdico y precolombino de la vida.
11.3. Agbogbloshie, barrio de la ciudad de Acra, capital de Ghana, es el vertedero de la basura electrónica proveniente de Norteamérica y Europa. Inmensos pájaros sobrevuelan las cordilleras de basura. Inmensos pájaros, envueltos en inmensas nubes de veneno transparente, sobrevuelan las siluetas de las personas que rebuscan canciones y pájaros en las cordilleras de basura, en las aristas del río Densu.
11.4. Un ramillete de cobre y cables no es un ramillete de rosas.
11.4.1. La voluntad de ser bueno es un águila extremadamente pequeña.
12. La biografía pesa veinticinco gorriones, pero el pensamiento de ausencia –de biografía o de amante− pesa un millón de gorriones.
12. 1. Visualizar el pellizco es escribir un poema.
12.2. El helado derretido que se seca en el suelo adopta la forma de un animal muerto (cualquier animal muerto menos un pájaro). Y cuando anochece, he visto que se mueve.
12.3. El papel higiénico empapado de vino no remite a los poemas de Omar Jayyam: remite al dolor de transformarme en pájaro.
12.4. El poema no termina nunca.
12.4.1. El poema no termina nunca porque ninguna palabra o proposición puede agotar la referencia.
12.4.2. Cuando se trata de apresar la eternidad del instante (la acrobacia del pájaro que no termina nunca), la música es un medio superior, pues no vierte en el mundo categorías o estructuras que éste no posee cuando no es observado, por las niñas sordomudas o, tal vez, por los pájaros.
12.5. Todos tenemos frío.
13. Tú, por favor, no me trocees por no caerte.

(Berta García Faet)

13 comentarios:

Layla dijo...

el poema de Berta García Feat es muy muy bueno, uno de los que más me gustan de la antología

Layla dijo...

el poema de Berta García Faet es muy, muy bueno, uno de los que más me han gustado de la antología

Almudena Vega dijo...

Me ha gustado mucho la entrada. Tambien amo el poema de Berta, Lo leo, releo y volveré a hacerlo. Pero siento curiosidad, igual que nombras el de Berta como tú favorito, cuales son algunos de esos que odias por Su parecido?

luna dijo...

Yo no he dicho que odie, he dicho que me desagrada encontrar cierta atmósfera repetitiva, en cuanto a forma, voluntad, sentimiento y vocabulario. Por eso creo que despuntan especialmente los versos de Berta.

Dara Scully dijo...

Gracias por el post, Luna. Me alegra que te guste el pequeño.

Diego dijo...

ok, casi me convences... pero no me digas que no disfrutas mirando el pajarito...

luna dijo...

Las buenas cosas hay que celebrarlas,

encantada!

Ula dijo...

Niña, las aves no me emocionan de la misma manera que los gatos y con ambos he vivido, pero al pajarito comprado por compasión en las ramblas barcelonesas, tengo que pedirle perdón por haberlo seguido teniendo en jaula en la calle Urgel, siempre mirando hacia afuera.
¿Has visto el film de A. Parker: Birdy?
Las obsesiones, buenas son para la creación, ¿cómo no?.
Siempre confundo, como Rimbaud, literatura con realidad y eso que ayer hizo dos años de la muerte inesperada y temprana de un poeta de la pandilla de los 80´s: Miguel Ángel Velasco.
No soy poeta. soy lectora: tú sí eres poeta, chiquitina.
Un abrazo.

Maybe Sparrow dijo...

Yo soy Buitre Leonado, y a veces, Quebrantahuesos. Todavía no ví un cóndor, el mayor pájaro americano. Los roqueros solitarios tampoco abundan (azules).
Birds Poised to fly, pas mal (una señora peligrosilla); luego están La ciudad y los pájaros, Memorias de mis pájaros tristes, Los pájaros invisibles y Alfanhuí.
Luna turquesa o lapislázulix.
Bueno Signorina, está cla que te tengo en el boat. Y eso que no me has visto bailar.

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ
(Inciso B, inciso b! GRANDE)
L.

Hachita dijo...

Estarán aquellos de:

-Malherida iba la garza enamorada: sola va y gritos daba. Donde la garza hace su nido, ribericas de aquel río, sola va y gritos daba.

-Que por mayo era por mayo,
cuando hace la calor,
cuando los trigos encañan
y están los campos en flor;
cuando canta la calandria
y responde el ruiseñor;
cuando los enamorados
van a servir al amor;
sino yo, triste, cuitado,
que vivo en esta prisión,
que ni sé cuándo es de día,
ni cuándo las noches son,
sino por una avecilla
que me cantaba al albor.
Matómela un ballestero;
déle Dios mal galardón.

Paleolimbus dijo...

De lo mejor, sí, entre todas tus entradas. Ay esos pájaros y ornitólogos, poetas.

Cristinella dijo...

Tractatus