03 septiembre 2012

"La muerte apareció primero a través de la boca de la mujer, a través de la boca de la mujer la vida es restaurada".

En este sentido, para la mujer se encontraban disponibles tres categorías de santidad:
-La de mártir, si había renunciado por ello a su vida.
-La de virgen, una categoría extremadamente vulnerable, ya que podía ser robada en cualquier momento sin que la mujer interviniera.
-La de doctora, si renunciaba a su vulva. 
Mithu M. Sanyal

5 comentarios:

Ethan Pierce dijo...

Tremendo. Me atrapas.
Te seguiré los pasos

Nata Ruiz-Poveda dijo...

Luna: sigo tu blog, pero siempre me ha dado palo comentarte. Anoche leí "De otra manera", de Jane Kenyon, publicado en Pre-textos, y pensé que quizás te gustase, algunas cosas me recordaron a temas de los que hablas por aquí: la enfermedad, el cáncer, o Nabokov. No sé si la conocerás, en caso de que no, quizás te interese.

Un abrazo!

luna dijo...

Hola!
Pues he leído otro libro de ella que no me interesó tanto (de hecho la cito en un poema de mi segundo libro!) pero voy a ver qué tal este que me recomiendas. Te lo agradezco muchísimo.

Abrazo lunar!

Arturo Sánchez dijo...

¡Hola Luna! No conocía a Mithu M. Sanyal pero parece muy interesante. Estaba pensando que, sobre este tema, te podría interesar mucho Pascal Quignard, aunque tal vez ya lo hayas leído. A mí es un autor que me encanta. Hay un ensayo buenísimo de 2007 que se llama "La nuit sexuelle" que me parece que no está traducido al castellano. El que sí lo está es otro que se llama "El sexo y el espanto". Por si te interesa.

Besos,
Arturo

Luna Roja dijo...

Hola! de casualidad caí en tu blog... que por cierto me encantó. Junto a unas amigas estamos leyendo muchos libros referidos al ocultamiento de la mujer a lo largo de la historia, cuestiones de género, la naturaleza femenina, etc. La idea es que cada una encuentre su lugar en el mundo con una fuente que signifique algo para ella. Este libro abarca muchas cosas interesantes.
Saludos!!!

http://remolinomenstrual.blogspot.com.ar/