16 agosto 2012

Mi propósito hoy es el de contradecir a Susan Sontag.

El cáncer sigue siendo un tema raro y escandaloso en la poesía; y es inimaginable estetizar esta enfermedad.
Susan Sontag en La enfermedad y sus metáforas

7 comentarios:

Anónimo dijo...

es inimaginable estetizar esta enfermedad.

Anónimo dijo...

Pues por lo leído anteriormente en este blog, El emperador de todos los males, logra de alguna manera hacerlo por lo menos, presentable...

luna dijo...

Y ella misma lo hace!

DANIEL MACÍAS dijo...

JRJ, gran hipocondriaco enviado en su juventud a sanatorios para recuperarse de enfermedades inexistentes, mitifica y poetiza el cancer en un relatito llamado EL ZARATAN.

Anónimo dijo...

:( Librería Zebras no te lo regala. Te lo aparta y lo tienes reservado. 14 euros ejemplar.

Anónimo dijo...

dime, Luna, ¿cómo empieza uno un blog?

carlos de la parra dijo...

Parte de la sobrevivencia es prepararse estrategias anticancerígenas.
Tener en cuenta que el cancer no sobrevive donde hay exceso de oxigenación; montañas por ejemplo sitios a donde podemos hacer respiraciones y practicar el pranayama.
La mentalización curativa a través de la cual creamos nuestra personal psico-medicina, ejemplo imaginarnos inundados de una diamantina y luminosa energía blanca curativa.
La preparación y consumo de sopas que contengan el limón entero y el turmérico o cúrcuma y gengibre (¿O jengibre?); y múltiples verduras.
Y ver en google curas milagrosas.