20 agosto 2012

Los ojos camuflados en la montaña.





Los dientes camuflados en su pureza.

9 comentarios:

BaBel dijo...

miau!

(yo siempre taaaaan original)

Karen Valladares dijo...

Oscuridad en su cuerpo, luz en sus ojos.

aleskander62 dijo...

Si fuera de tu tamaño y tú del suyo...

Bianca dijo...

UO, me encanta tu blog!

luna dijo...

Gracias Bianca!

Libeasler K. dijo...

¿Cuál es la explicación irracional para que pasemos horas y horas mirando a un ser tan huraño y fascinante como el gato?
Me encanta tu blog.
Saludos

Portinari dijo...

Lu. Vas a volar lejos. Que lo sé y los gatos que no tengo.

Ula dijo...

Pienso que tal vez, si no la conoces, te gustará leer a Joyce Mansour:

"He robado el pájaro amarillo
que habitaba en el sexo del diablo.
Él me enseñará a seducir
hombres, ciervos, ángeles de alas dobles.
Él se llevará mi sed, mi ropa, mis ilusiones
Él dormirá
pero mi sueño corre por los tejados
susurrando, gesticulando, haciendo el amor violentamente
con los gatos."

Saludos

luna dijo...

Curioso

pasé un año entero sin saber que Joyce Mansour estaba traducida y empecé a traducir todos los poemas que encontré de ella en francés. Luego tuve la idea tonta -la que me declaró tonta- de buscarla en el Google en español y vi que efectivamente Igitur la tenía entera.

Por aquí nos habla de ella, además, Sandra Martínez.

Me gusta mucho,

mil gracias!