09 junio 2012

Un poco de alcohol, un poco de libro, un poco de gato.

Pronto tomaré un tren nocturno hacia la nada. La nada nocturna, preciso. La nada nocturna y felina, preciso. La nada nocturna y felina y cruel y llena de manchas, pre... ¿pero sabéis que se me están borrando las manchas? A dónde irán. Ahora. A dónde van las manchas. Hacia la nada en un tren nocturno. Dormir con desconocidos. Ser desconocida (para ellos). Ser una mancha (en el paisaje). Os lo preguntaré una vez más ¿sangrará mi gato? Os lo preguntaré por primera vez ¿importa? Os diré que lo he escrito: lo he escrito. ¿El qué? Lo de los gatos. Yo ya no como gatos ¿sabéis? Ya no como gatos. 

5 comentarios:

g.v. dijo...

Pronto tomaré un tren nocturno hacia el ensueño, no tomaré alcohol, no tomaré libros, no tomaré de gatos, pero si tomaré de tí, todo lo que pueda, en cuanto pueda, como pueda, para completar el sueño y fundirme con los electrones en la nada. Buenas noches, y buena suerte...

Almudena Vega dijo...

bien. es un bien de sábado por la noche. de entender este texto perfectamente, por ser sábado por la noche. desde mi vértebra torcida.

besos.

Hypericum Perforatum dijo...

No Jaineken pliz!! Hay museo Jaineken en A´dam. Los belgas, grandiosos hacedores de birra la llaman "agua de fregar".
He vuelto a perder el vuelo a La Guardia. Nevermind, soy un hombre sin prisa.
Oye Luna, habéis gastao ya condones al fragor de las olas??
Lo guay es correrse sin tragar agua cla.

Anónimo dijo...

Es hora de mirar hacia adentro, aunque duela perderse un trecho de película ahora es necesario.
La compañía de un gato es suficiente, siempre incido en lo importante de la meditación, es fundamental… de nada me sirve el alcohol y los libros si antes no has meditado por lo menos diez minutos.
En Barcelona hay un centro muy interesante de sahaja yoga, la kundalini esta ahí para que todos la podamos compartir.
Sin animo de lucro, somos hermanos y lo material hay se desintegra en el espíritu, somos espíritu y nuestros propios maestros, abrid los chacras… liberad el nudo y fluiréis con la energía.
Pronto y sin daros cuenta hijos dejareis de lado los malos hábitos, vuestro espíritu se purificara con la meditación, las futilidades de antaño os revelaran con cuanta ignorancia procedíais en vuestro acontecer.
Abandonareis lecturas perniciosas que lo único que provocan es confusión, el niño dormido despertara y la mirada inocente os reconfortara al alejaros de la lujuria y compulsiones sexuales.
Limpiad los puntos energéticos con agua disuelta en sal (símbolo tierra), con esta practica diaria ya tenéis ganada una gran parte.

Daniela V. dijo...

Hay que saber interpretar lo que escribes y no es tan simple como parece,el final un poco me desconcierta ,porque dejar de comer gatos si son tan ricos ja.ja.ja.Optimo post.Un abrazo.DanielaV.