10 junio 2012

Lo de ayer.



***
Lo de ayer era aquel verso de Whitman premonitorio tan premonitorio él en la hierba pero yo ya había fotografiado a los árboles ayer ayer, lo de ayer no era esto, era lo otro, comer cucarachas sin haberlas matado lo de ayer era el gato en la ducha otra vez la rambla una gaviota muerta un espejo sin fondo un documental sobre mininos y no tener dinero no tener dinero no tener dinero hemos comprado pizza. Zzza Zzza mosquita tta tta, lo de ayer era un canto a Europa y Whitman dándolo todo ahí hahaha, hahaha, hahaha, el camello del barrio me ha dicho: quédate embarazada no tener dinero los niños siguen vivos los niños siguen Whitman, mierda. Qué poeta decía eso.Qué. 

***
Hay niños cantando y eso me asusta nos prometieron que todo iría bien y aquí todo va bien y eso me asusta pero ya no sé con qué conformarme huele a lavanda vomito su pelo.

***
El coste de oportunidad era sentirse delgado ignorar las estrías teníamos los sexos desnudos me tiraba del pelo fuerte fuerte hijo de puta y había un poema de una uruguaya algo muy raro algo terrible sobre los pollos muertos te imaginas sacrificar a la mascota por una peseta volvamos a la peseta volvamos a la infancia volvamos puto delirio.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Paula (ojos perdidos en las flores del jardín): padre, lo se, se a lo que te refieres cuando en silencio me recriminas así con la mirada, tu mirada es como un libro abierto en el cual puedo leer tu alma.
Padre de paula (meditabundo mesándose la barbilla limpia de barba): ayer cuando caía la tarde, ¿recuerdas?, el cielo de color arroz a la cubana con la yema rota, sol escoltado por nubes rojizas como enfermas del estomago, ¿recuerdas como suspiraste ante el diagnostico que debemos callar?... los secretos empuñan nuestro silencio… hija...
Paula: tuvimos que poner limites, sin precipitarnos bailaremos en el barril de pólvora como dos ratas mentirosas padre, bullanga en las piernas, sudaremos codo con codo, como tu hija que soy… tu padre y yo en la noche perdidos en el compas, tus pantalones de tela negra y mis vaqueros de la planta 6 del corte ingles.
Padre: jajjaa, es gracioso que la vida nos guie así a este punto paula, hija mía, y yo que jamás di una peseta por el destino, eres ágil pensando en piruetas, hasta me agotas, y créeme sonrió sin ganas de hacerlo lo que demuestra tu perspicacia a la hora de engatusar a tu padre, mala….
Paula: padre, una concatenación de hechos que hoy en este segundo nos encadenan con el día de ayer, las circunstancias son las que con atajos embaucan…. Y si me diese por dejar de calibrar el peligro, eh?, y si yo sonriese igual que tu, eh?, no seria por mi parte dejar el timón del barco a la deriva; eh?... como sois los hombres a la hora de escurrir el bulto y cargarnos hasta las sucias sonrisas en momentos tan tristes.
Padre: paula, hija… que ocurre?, acaso las sonrisas del bobo de tu padre ofenden tu corazón… paula, ¿Quién eres ahora mismo?, tengo miedo
Paula: follame padre y deja de escabullirte como una anguila, hazme tuya, quiero sentirte dentro de mi.
Padre: paula, hija….

Víctor Atobas dijo...

¿No hay un verso de Whitman que dice algo así como "la muerte pueder ser un momento feliz"? Me llegó mucho.

Un saludo Luna.

Hombre de arena dijo...

O me! O life!... of the questions of these recurring;
Of the endless trains of the faithless--of cities fill'd with the foolish;
Of myself forever reproaching myself, (for who more foolish than I, and who more faithless?)
Of eyes that vainly crave the light--of the objects mean--of the struggle ever renew'd;
Of the poor results of all--of the plodding and sordid crowds I see around me;
Of the empty and useless years of the rest--with the rest me intertwined;
The question, O me! so sad, recurring--What good amid these, O me, O life?

Answer.

That you are here--that life exists, and identity;
That the powerful play goes on, and you will contribute a verse.

Hombre de arena dijo...

O me! O life!... of the questions of these recurring;
Of the endless trains of the faithless--of cities fill'd with the foolish;
Of myself forever reproaching myself, (for who more foolish than I, and who more faithless?)
Of eyes that vainly crave the light--of the objects mean--of the struggle ever renew'd;
Of the poor results of all--of the plodding and sordid crowds I see around me;
Of the empty and useless years of the rest--with the rest me intertwined;
The question, O me! so sad, recurring--What good amid these, O me, O life?

Answer.

That you are here--that life exists, and identity;
That the powerful play goes on, and you will contribute a verse.

Gabriel Martínez dijo...

y para mí que lo de ayer no era nada...

Anónimo dijo...

louis vuitton outlet louis vuitton wallet OSKRDHBKFF GLXAXQPOHU
http://louisvuitton.aidine.com KLXOWNCXRPDYJMGSECON louis vuitton shoes http://louisvuitton.aidine.com [b][url=http://louisvuitton.aidine.com]louis vuitton wallet[/url][/b] JYPPLELLBV EBPHZQVAFG louis vuitton handbags http://louisvuitton.aidine.com