03 junio 2012

Hahaha.


Somos huérfanos de lo sublime
Julián Herbert

Aprendimos a amar a los frigoríficos repletos de brazos o vísceras. Aprendimos masticando los jugosos pedazos de miedo: aquello era el lujo, aquello el correcto sí. Aquello la vida y que todavía estemos vivos me tranquiliza y me abruma porque han venido a rescatarnos, ¿ves?, han venido los románticos clásicos a rescatarnos: empeñados en hacer cosas que duelen, gestos que molestan, sexos impúdicos rociándonos con grasa (¿soy yo la que se sorprende a sí misma metiéndose un bote de champú por el orificio vaginal a modo de imitación de un jugoso pedazo de...?) Hahaha. No estamos hablando de lo mismo. Para nada estamos hablando de lo mismo. Se trata de la soledad. ¿Sabes? Estoy muy animada y me olvidé de conjugar. Me acuerdo de cuando seré vieja. Me acuerdo de cuando sea abuela y diga: come vísceras come vísceras come vísceras. Aprendimos a amar en un país mediocre. Aprendimos a amar mediocres mentes mediocres. Aprendimos a que alguien, siempre alguien viniera a rescatarnos. ¿Imagináis a la Unión Europea pidiendo a los poetas “dejad que os salvemos, sois tan pobres, es tan penosa vuestra palabra, dejad ya que os salvemos”? Hahaha. Abro entonces el orificio como quien abre el mundo. Abro el frigorífico y asisto a esa matanza o grito para que alguien me tire ¡por favor que alguien lo tire! O grito para que alguien me lance un trozo de fruta. Así hablaba el pobre de los harapos. Así hablaba el vivo. El abrumado. El vejo moribundo de Chamberí. Así me empeño en el dolor. Ya basta de sentimentalidades. Ya basta de mapamundis. Ya basta de sangre sucia. Ya basta.  

11 comentarios:

SaZ dijo...

Me has vuelto a golpear.

Edi dijo...

el viejo moribundo de Chamberi es Max Estrella?

Anónimo dijo...

Hahaha! Todo tal como el titulo "hahah"
Risa irónica, vida irónica cuando nos sorprendemos con el bote de shampoo en la vagina.
Me ha gustado esta entrada porque me ha hecho reír, Luna!

nombre visible dijo...

"me acuerdo de cuando seré vieja" Me encanta cuando alguien me sorprende con palabras :)

Jean dijo...

"Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana"?

Pizarnik ahí susurrandote la nuca
Saludos

Boris Bien dijo...

No, el viejo moribundo de Chamberí es Javier Marías. Bueno, de hecho ya está muerto.

Boris Bien dijo...

No, el viejo moribundo de Chamberí es Javier Marías. Bueno, de hecho ya está muerto.

luna dijo...

Susurrándome no. Gritándome. Claro homenaje.

Encuentren el otro!

Àlex N. Everett dijo...

"como quien abre el mundo"
Genial.

Matilde dijo...

frigorífico, me encantó ese nombre, ese título plasmado para tanta verdad junta.

Te saludo
.

volveré.

Paola L. dijo...

Lamentablemente ese es el resultado de aprender mal las cosas ,muchas veces cuando nos damos cuenta de que lo que aprendimos no era lo correcto,es demasiado tarde.Un abrazo. Paola L.