28 mayo 2012

Sangrantes, etc.

Aquí mi comunicado: Una tarde que estaba tomando algo con Ernesto Castro y Antonio J. Rodríguez comenzamos a hablar sobre un tipo de acercamiento a la poesía que se estaba imponiendo entre las poetas, sobre todo entre las más jóvenes, de nuestro país. Los temas relacionados con la decadencia, la enfermedad el suicidio, el sexo, la soledad, el vino y el cuerpo eran y son los más comunes entre estas autoras (entre las que me incluyo), pero sobre todo existe un aspecto que siempre aparece en sus poemas: la sangre. Quizá herederas todas ellas de la poesía de Pizarnik y Plath. Amantes de Lhasa. Amantes de Woolf. Amantes de los pájaros y de los gatos. Amantes de la víscera. Y en definitiva, como inventó Antonio bromeando a propósito... los “chochos sangrantes” de la poesía, algo que suena grosero pero no falto de razón, puesto que si hay algo que en ocasiones distinga su palabra, eso no es otra cosa que la escritura desde el dolor. Ese dolor central. ¿Quién no se ha sentido empujada a escribir desde ese maldito y terrible dolor central? Por eso quiero crear esta antología en Tumblr, espacio perfecto de donde ya surgió el famoso “Tenían veinte años y estaban locos”. Aquí volvemos a lo femenino (sea eso lo que quiera que sea). A lo viscoso. Sí. Así se sangra.

16 comentarios:

Valeria Chaos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
luna dijo...

Se trata de una antología de poesía, de modo que las propuestas se han de mandar a mi email.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Eres bosque de ventanas rotas

Que contemplo desde el pasillo del horno

Enredadera plástica

Cadencia de aplausos difuminados

Llanto de las hojas en el cableado eléctrico

Y tu silla que me contempla vacía en el deforme cuerpo de la foca

Tras el diluvio de Ovidio enamorado por su mutación

Luz de otoño

Y la frente de los dioses marcada por besos

Y el polvo de los besos aferrándose a mis labios

Que paren de cantar tus zapatos y que las cuerdas que los unen

Impidiendo el andar de tus pasos

Sean rotas por las guirlandas, oh el
clima

Y abriré mi pecho

Al aire marino y a la multitud

Pérfidos hechos aplastados por la vida

Y mutilados por las sirenas. Un arma, un arma

Mi cabeza inquieta está enterrada

Por el polvo que se ha desprendido ahora de tus labios

Los limpio

Con mi lengua los limpio

Me hundo

Destrozado por los vidrios de tus ramas.

Amélie dijo...

Vaya, es la primera vez que me arrepiento de no mostrar más las vísceras cuando escribo, no soy tan joven como tú pero sí un poco más que Miriam Reyes, hubiera sido bonito aparecer en tu antología...eso sí, amo a Pizarnik. No sé, Luna, a mí personalmente Pizarnik no me parece una autora que deje translucir mucho su condición de mujer en sus textos, es más bien una voz subterránea, neutra, que lucha con el lenguaje, que indaga la verdad de sí misma, de lo real, a través de la palabra. Me parece concisa, precisa, mágica. Plath es muy diferente,es más lo que tú has expresado, un animal sangrante. Un cariñoso saludo.

Belén Núñez dijo...

Estupendo Luna, porque en mi libro " El resplandor de la lágrima " publicado en Renacimiento, tengo un poema que te viene como anillo al dedo. Te lo mando por email. De nuevo te escribe la poeta Belén Núñez. Un abrazo.

luna dijo...

Es una voz subterránea que habla del cuerpo. No hablo de Pizarnik en sí como símbolo de lo femenino sino como la autora o una de las autoras más influyentes en las poetas que hoy conozco que escriben en español.

Y, cuidado, no estoy hablando de poemas PUNK que sangren guarrongos y que den asco. Estoy pidiendo poemas desde el cuerpo. La menstruación no es sólo el acto de menstruar, sino una de las cosas que físicamente nos define. ¿Qué, entonces, se escribe desde ese lugar?

Amélie dijo...

Y a mí me alegra mucho que las más jóvenes lean a Pizarnik, yo la descubrí hace ya 15 años, es bonito que a cada una nos transmita algo diferente. Buena idea la de evitar poemas asquerosetes. Creo que tienes buen olfato como antologadora, con gusto leeré Sangrantes como leí también Tenían 20 años y estaban locos.Un beso y suerte en todo lo que emprendas.

Céfiro dijo...

"Chochos sangrantes"... jajaja, estupenda sinécdoque metafórica de Antonio.

Anónimo dijo...

Me gusta que te declares a ti misma poeta; de ilusiones también se vive.

luna dijo...

De vomitar caquita vive el anónimo!

María Mercromina dijo...

Me gusta la idea, me encantaría participar.

Anónimo dijo...

Un poema sangrante de una de mis preferidas, Blanca Andreu:

Vendrá sin las estrellas lácteas
y sin tiranosaurios de luz,
maroma umbilical para niños marítimos
que se ahorcaron con algas y cabellos oceánicos
huyendo en hipocampos de sueño de aquel parto, en la
columna vertical mayor,
entre jarcias y vértebras.

Pues somos una saga.
Oleaje escarlata en delito, y cimas de cianuro,
y golpes de cerezo.
Pues somos, en mi cuerpo, una saga con luna abdicante,
que recuerda colegios, mapas del mundo en otoño,
complicadísimas hidrólisis,
pero nunca marfil y mediodía.

Colegio: niña que bebía los pomelos
directamente en labios de la noche,
que juraba acostarse con el miedo en la cama de nadie,
que juraba que el miedo
la había violado hasta doscientos hijos.

Amor, la niña rusa
que comulgaba reno asado
y bebía liquen.
Amor, la niña rusa que leía a Tom Wolfe.

("De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall",1980)

Anónimo dijo...

Luna, fixéchesme recordar a Lupe Gómez. Isto:

http://www.koult.es/2012/05/lupe-gomez-recupera-pornografia/

Anónimo dijo...

Lo siento, me parece horrible el ¿poema? de Megan Lent, si eso es ser moderna y rompedora, apaga y vámonos...Da cosa verlo al lado de textos de la magnífica Chantal Maillard y de la bastante digna Ana Gorría, la antología iba bien y de repente, plofff!!! y nunca mejor dicho...

Amanecer Nocturno dijo...

Te mando un imagen que creo que quedaría bastante bien:
http://www.flickr.com/photos/arvidabystrom/4976404076/in/faves-amanecernocturno/

Es de arvidabystrom.

Anónimo dijo...

De los papis vive la poeta

Anónimo, para que no me relacionen Contigo.