21 marzo 2012

Posiblemente me esté haciendo vieja...

...pero no quiero verlo porque el espejo es falso. El espejo es como la piel de los niños. Y todas las muchachas que quieren ser como tú no saben que en esta broma ya no quedan habitaciones. No saben que el pelo largo y lacio se cae formando nudos ni que esos nudos caminan bajo el agua de la ducha como ratas crujientes. Para ser joven antes tuve que probar la carne. Posiblemente me esté haciendo vieja y este lugar sea sólo vuestro. Hablar ya no sirve de nada. Comer ya no alimenta. Apenas sacia. 

14 comentarios:

M dijo...

La vida y los nudos (de marinero).

Marcos Ortiz Andrino dijo...

Y es cuando la comida deja de saciar que aparece la droga.

Antonio dijo...

ferpeto.

Francisco José Peña Rodríguez dijo...

No, la gente como tú nunca se hace vieja; las intelectuales como tu nunca se hacen viejas... :-)

richard chiem dijo...

be filled

:)

Anónimo dijo...

Nada que no sacie un buen vino. miralpajarito90.blogspot.com.es/2012/03/tengo-el-cuerpo-enterrado-las-afueras.html

Anónimo dijo...

Esos labios no tienen edad, nada tienen que ver con el tiempo.

Anónimo dijo...

I wanna cum on your mirror

Anónimo dijo...

I wanna cum en la cara del cum. Con perdón.

Anónimo dijo...

Buf, vaya cara de pez tienes tronka, que desagradable.

g.v. dijo...

yo también , chica

Anodino dijo...

Al contrario de lo que se dice en un comentario, los intelectuales son los más viejos de todos. Que no es negativo ni positivo per se. Depende de la variable a calibrar; en este caso el hambre.
Es demostrado que cada vez que respiramos más oxidamos nuestro sistema respiratorio: el oxígeno que nos hace vivir nos mata a la vez, más rápido cuanto más consumamos. Supongo que con la sabiduría pasa lo mismo.

javiguerrero dijo...

Hasta que cumplas 50 o 60 años siempre habrá alguien que tenga 10 más que tú y te diga: ¿Vieja? Si eres una cria.

Anónimo dijo...

Sois un ejército de plañideras ¿A que viene toda la lamida de culo? Para una vez que dice algo que merece la pena, tenéis que deslucirlo con toda vuestra complacencia. Que os quemen la cara.