12 marzo 2012

Hermosa juventud.


Apartó el feto del cervato de un puntapié, soltó las vísceras de la cierva, cortó las patas traseras y dejó caer el resto del cuerpo para los carroñeros. Depositó tres tajadas de hígado sobre la nieve para que se enfriaran. La sangre caliente de la cierva le quemaba en los nudillos partidos y se lavó las manos con nieve.
Breece D'J Pancake

La boca de una niña que había estado mucho tiempo entre los juncos / parecía tan carcomida. / Cuando le quebraron el pecho, el esófago estaba tan agujereado. / Por fin, en una pérgola bajo el diafragma / hallaron un nido de pequeñas ratas. / Una hermanita yacía muerta. / Las otras se alimentaban del hígado y del riñón, / bebían la sangre fría y pasaron aquí / una hermosa juventud. / Y hermosa y rápida las sorprendió la muerte: / a todas las lanzaron al agua. / ¡Ay, cómo chillaban los pequeños hocicos!
Gottfried Benn

11 comentarios:

Misti Rainwater-Lites dijo...

Breece D'J Pancake...bueno. Si.

@DobleDDe dijo...

Esta noche sólo voy a pensar en animales y humanos muertos. :)

Umberto Eco dijo...

Putos Drogotas!!! pero no sabéis que Mahou es la mejor birra? y además, la traductora de "MOmentos estelares de la humanidad (14)" de Zweig (Acantilado).
Joder, si parece Noomi Rapace maña.

jaime dijo...

Hígado en la nieve, vísceras colgando,la sangre aún caliente...

jaime dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Efectivamente, somos animales. Con la mágica dualidad que nos caracteriza, ser capaces de montar una guerra o de componer una hermosa sinfonía. Ambigüedad. Muerte y vida.

Hombre de arena dijo...

"...el ciervo vulnerado por el otero asoma..."

San Juan de la Cruz

Hombre de arena dijo...

Mi corza, buen amigo,
mi corza blanca.

Los lobos la mataron
al pie del agua.

Los lobos buen amigo,
que huyeron por el río.

Los lobos la mataron
dentro del agua.

Rafael Alberti

Jürgen Aröo dijo...

Los hombres sólo somos en parte, lo que los animales son enteramente.

aleskander62 dijo...

No tan hermosa, todas las etapas tienen su aquél.

Anónimo dijo...

Todo tiene su parte oscura y su parte luminosa, a la manera de innumerables taos.