22 febrero 2012

Poesía última de amor y enfermedad.


Cuando creíamos que lo sabíamos todo sobre Lois Pereiro, la editorial Libros del Silencio reedita Poesía última de amor y enfermedad, los últimos poemas escritos por este fantástico, oscuro y enigmático autor. Cuando creíamos que todo lo habíamos degustado, sus enfermos textos irrumpen nuevamente suponiendo un punto y seguido en su obra (aquí hay eclecticismo, amor suicida, cuerpo débil, impúdica vena) al tiempo que una cima poética, pues, a mi juicio este librito incluye algunos de sus mejores y más importantes versos, no sólo por la temática sino también por la forma, la pulsión, la sensación de dejadez, la muerte. Ese es el tema, La Muerte. La muerte que lo inunda todo desde cualquier experiencia posible: placer o dolor, poco importa porque ella está detrás, porque ella es el fin y porque ella es la causa de que estos versos lleguen al papel y a los sentidos. Cuando creíamos que ya nos habían arrancado la piel, llega Lois Pereiro, breve y agresivo, como una suerte de Panero o Casariego en sus mejores momentos. Así, Poesía última del amor y la enfermedad abre el año poético con una voz y un gusto difíciles de superar. 

26 comentarios:

juan bello dijo...

El mejor poeta gallego en mucho tiempo. Disfrútalo.

ac dijo...

maravilloso, ¡genial que haya traspasado fronteras! ¡q bonita portada!

sonia·marpez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
iria dijo...

luna,
detrás de todos los mercados de libros aún quedan cosas que no puedes tocar. la enfermedad de lois pereiro no se tematiza a tu manera, su dolor es un dolor real que habla de la vida. para él la muerte no estuvo al final: estaba ya antes --para esto basta releer el epitafio.

dejarse conmocionar por un poeta (calma, distancia) es contrario a esta escritura crítica apurada, siempre igual, que convierte cada texto en una entidad intercambiable.

luna dijo...

El anónimo habla para decir "TÚ NO ENTIENDES EL POEMA Y YO SÍ".

Vale. Muy bien. Felicidades!

iria dijo...

¿anónimo? todos los comentarios están firmados. entiendo que por "anónimo" te refieres a mí, que no tengo blog. nombre sí, con las mismas letras que el tuyo.

yo no sé si entendiste el poema, ni siquiera sé qué poema deberías entender o si la cuestión consiste en que tú lo entiendas. lo que sé es que tu manera de hablar de lois pereiro no es específica, y que es mucho más fiel a la imagen de marca que te rodea que a la humildad y a la radicalidad poética del escritor que aquí nos ocupa.

supongo que a tu manera habrás entendido a lois. pero te refieres a "poesía última de amor e enfermidade" como si no hubiera diferencias respecto de cualquier poemario reseñado en este blog (el blog que te da nombre y te libra del anonimato virtual). supongo que disfrazar la neutralidad lectora de pasión y sangre tiene su encanto. y su ritmo, veloz y fugaz.

firmo:
i.

Anónimo dijo...

El comentario no es anónimo, está firmado por Iria. Y por una vez podrías reconocer que no tienes la razón absoluta, porque lo cierto es que no se equivoca.

No pretendo superarte en intelectual, tranquila, solo ayudarte a leer mejor a un grande.

luna dijo...

El comentario es tan anónimo como el del que no firma.

No le doy la razón a Iria porque en su comentario sugiere que al contrario que él o ella yo no entiendo al autor, ni su voluntad, ni su enfermedad, ni sus palabras. Eso sí que es estúpido. Eso sí que es ofensivo.

Hablo del autor desde lo que siento, entiendo y creo que -bien- leo. Es patético que alguien venga desde la nada a juzgar mi forma de leer este libro. ¿O no?

¿Es que ahora nos vamos a enseñar a disfrutar una lectura?

Venga.

Buenas noches.

luna dijo...

Por otro lado. Todos entendemos la literatura desde nuestras "marcas" o "perspectivas" o "mentes o "corazones". Por eso me resulta doblemente inútil el comentario de Iria.

Si tu miedo, Iria, es el de que parezca que estoy apropiando su discurso al mío, repito, te equivocas. Lo único que hago aquí es señalar cuantísimo me ha emocionado y cuantísimo aprecio su lectura de entre mis lecturas.

Bien, sigamos con otra cosa.

luna dijo...

Y ya para terminar mi monólogo:

Sigo sin entender desde dónde nace la desautorización a una lectura. Obviamente no he leído la obra en gallego de este autor pero sí todo lo publicado de él en castellano, desde hace casi un año lo he seguido de cerca y he hablado con poetas y lectores gallegos que lo conocen muy bien sobre su obra y su persona. Más allá de todo esto, y aunque no tuviera ni puñetera idea de quién es Pereiro... no entiendo la desautorización que se me ha hecho (entre los anónimos publicados y los no publicados) a propósito de este libro.

ESTAMOS LOCOS O QUÉ.

Mientras Nadas dijo...

te animo a que sigas leyendo y escribiendo, al fin y al cabo lo bello es disfrutarlo y compartir esa alegría (o emoción) con quien visita el blog. el resto no tiene la más mínima importancia, como supongo que ya sabes. el resto no tiene que ver con la literatura.

y, bueno, opino que compartir tus emociones tras la lectura se te da bien. gracias por hacerlo. y mucho ánimo.

iria dijo...

luna,
no soy anónima. soy iria. iria es un nombre femmenino (por tanto, "él o ella": ella).

repito: habrás entendido a lois. pero el tuyo es un blog presuntamente literario de una presunta escritora: los que tú llamas anónimos, los que no te conocemos, sólo podemos valorar lo que escribes por cómo lo escribes. por como viertes lo "cuantísimo que te ha emocionado" la lectura de lois en palabras. y es esto lo que digo que me parece insuficiente.

me parece que mis palabras son mucho más comedidas (en el sentido de no ofensivas) que las tuyas. y creo que es sano, para una escritora, que su blog sea de vez en cuando un espacio de debate y pensamiento.

creo que la mayor defensora de la locura en este contexto (lo digo por tus mayúsculas ofendidas) eres tú.

i.

luna dijo...

Tu comentario rezumaba una posición altiva y desaprobatoria frente a mi texto que no me gustaba un pelo. Por otro lado, ya me han llegado otros cuatro anónimos bajo el nombre de "iria" en esta misma entrada haciendo insultos nada bonitos. Por eso creo que cuando uno firma sin señas, es decir, casi anónimamente, tiene que tener cuidado, porque tu voluntad puede ser muy buena, pero la de los que se esconden para joder es muy mala.

Repito: me sigue pareciendo una locura que me sugieras que mi lectura no es válida. Hay otras formas de decirlo. Aquí nadie hablaba ni de mercado ni de este autor es mío ni de tontadas por el estilo.

aleskander62 dijo...

Voy a publicar en breve un libro de poemas. Saludos. Y enhorabuena por la constante búsqueda.

luna dijo...

Y te pongo otro ejemplo. Hace poco un comentarista desaprobó mi lectura de Alicia en el país de las maravillas porque para mí es una niña perversa y para él una niña inocente. Me vino a decir: "tú no sabes nada de literatura" ¿estamos -re- locos? Por eso tu comentario me ha sugerido esa misma y cansina vía.

Antonio Flowers dijo...

El loco de Santa Ägueda hace versos vagos. El mejor poeta galego es Amancio Prada, y Valle. Aquí por lo visto la peña no se ha enterado que soy El Bodyguard, y Luna no puerde perder el tiempo contestando a morons. De hecho, muy pronto será nombrada ChairWoman de Mondadientes Spain. Claro que primero me tendrá que mandar una postalita con morros bien piantaos, como hacen las cantautoras suecas de Stortorget.

iria dijo...

vaya. los únicos comentarios con mi nombre que escribí son precisamente los que están publicados, así que supongo que de alguna manera seguimos estando cuerdos (cuerdos, cuerdos) más allá de las suplantaciones virtuales. pero con todo esto se pone de manifiesto que en lugares como éste al final la literatura es una excusa muy tenue. repito que no desvirtúo tu lectura porque no sé cómo es (no lo sé, lo que dices a posteriori es muy vago): sólo hablo de tu escritura, y estoy autorizada para ello porque tú misma decides hacerla pública.

tal vez este no sea un lugar para hablar de literatura. desde luego lois está muy lejos ya de aquí, mucho más lejos de la lejanía del principio.

un saludo (alucinado por la capacidad del anonimato de un nombre para generar nombres anónimos),
i.

Manuel dijo...

Un nuevo mundo por descubrir...

luna dijo...

Insisto, y lo acabas de decir "Lois está muy lejos de aquí porque él es puro y esto es una paparrucha".

Carlos Andrés dijo...

Alucinado, el saludo; ¿no, iria?
Ps: Chica Luna, Chica esterilla. Joder, cómo está el patio en el oeste lieterario... ¿desenfundamos?

Anónimo dijo...

Yo también conozco desde hace años, muchos años, a Pereiro (pero no creo que eso signifique mucho...) El texto de Luna sólo anima a leerlo todavía más... eso creo, sencillamente.

Anónimo dijo...

Es cierto que parece que se trata de una lectura (o unas consecuencias de la lectura) demasiado muy superficial.

Muy breve texto de instituto.

Rubén dijo...

Hola Luna, te acabo de conocer a través de una entrevista tuya que leí en el diario de Cádiz el sábado pasado.te mando este poemita:El arte, como un espejo de agua pasada, se muestra vestido elegante, para enamoraos, locos bebidos de sales de mares, quemando mi piel bajo el sol incesante recojo dorado, azules reflejos robados al cielo;con ellos te alumbro y te enciendo ¡despierta y deja tu sombra!,oh luna.

aynomaa dijo...

Si dices que sigues la obra de este escritor en castellano, extraña que no conocieras ya este poemario...pues ya había salido en el anterior y UNICO libro en castellano....Nada tía, que si quieres una lista de escritores que hablen directamente de drogas, muerte, y autodestrucción te doy una lista para que vayas incorporando a tu emobló, con un textito debajo queriendo dejar entrever que te los has leído.

luna dijo...

Por supuesto, y en esto te doy la razón, pero con el tiempo he recuperado las obras completas y he podido volver a disfrutarlo incluso en su lengua original. No conocía este libro porque en su momento no le había prestado la atención requerida. Gran error. Gran gran gran error. A veces cuando te lo dan todo hecho es mejor dosificar. Nunca he podido leerme las "obras completas" de alguien y que me interese todo.


Y no, no me interesa la autodestrucción ni las drogas ni el malditismo, para nada, nunca he dicho eso. Me interesa la enfermedad y cómo los escritores superan las adversidades a través de la literatura.

Me interesa todo eso porque lo sufro diariamente y no puedo quitármelo de la cabeza. Pero claro, tú no tienes ni puñetera idea de esto porque ni siquiera has leído lo que se ha dicho aquí (en este blog) a propósito de este gran tema y prefieres soltar mierda antes que guardar un poco de respeto.

Quédate tú con tus textitos, gracias.

Bien.

http://goodigi.com/versos-de-amor/versos-de-amor-1 dijo...

Lindo sitio luna, sigue así