06 diciembre 2011

El sol, la roña, el pan mediocre.




Os lo dije. Pasamos la vida estudiando caligrafía para escribir nuestro epitafio con trazo firme. Os lo dije. No soy una mentirosa. Sin embargo mi mente vuela con la medicina de un dolor que olvido desde lejos. Os lo dije. La oración es simple y calma. Con los ojos de los ojos, las manos de las manos y todas sus caricias blancas.  

10 comentarios:

BaBel dijo...

Con los ojos de los ojos, las manos de las manos y todas sus caricias

Bruja Roja dijo...

¡que hermoso Luna Miguel!

Anónimo dijo...

Gracias por este hermoso post que te hace aún más hermosa de lo que ya eras.

sonia·marpez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Juan Ramón era un sabio del tiempo, del amor y de la muerte. Preso de la poesía. Enfermo.

Sergio García dijo...

Genial Luna, hermosas palabras, en mi opinión de las mejores entradas de tu blog. Un saludo

Anónimo dijo...

I wanna cum on your shoes

Adriana dijo...

estupendo post

obabakoak dijo...

realmente, una de tus mejores entradas. y de lo que más me ha estremecido de lo que te he leído (compite con el gorrión y el sueño.)

just follow the footprints.

Anónimo dijo...

l´epitafi si visc encara us podré escriure o vos sobreviureu i jo a terra podrit encara que de mi res no deixi l´oblit hi haurà un record de vos que de la mort és lliure.