03 octubre 2011

Yo no he nacido para compartir el odio, sino el amor.

La maldición en las entrañas de las aves: la imposibilidad del sacrificio.
(J. A. Valente, sobre Antígona, 1965)

No te equivoques, lector, no es un diario, es un manual de literatura. Un feroz manual de filosofía, tiempo y poesía.
No te equivoques, lector. No es anónimo el diario:
se trata de una trayectoria,
un método o un latido. La fórmula del poeta único.
No te equivoques.
Mi corazón es más frío que el tuyo.

11 comentarios:

aleskander62 dijo...

La gravedad propia, cuando abandonamos el recelo.

LUIS RUIZ PINILLA dijo...

Mis 22$ mejor invertidos de mi vida.. Grande Valente! --->" The Power Of the Word"

Humbert Humbert dijo...

Amar lo puede hacer cualquiera, hasta los perros románticos; odiar, en cambio, es un arte.

Valente era un artista.

También del odio.

Eleanor Smith # dijo...

Intentaré no equivocarme. Algo muy difícil, por no decir imposible *

Un beso o 2 #

Emilio Calvo de Mora dijo...

Hace tiempo que releo a Valente más que leer poetas nuevos. Mala cosa, pero cada uno exhibe sus vicios, mantiene los hábitos, cree en el fondo que la buena poesía es siempre nueva. En cada lectura. En cada caída a su abismo. En su desierto paraje sin nombre.

Anónimo dijo...

I wanna cum lovingly on your heart

Ignacio Carcelén dijo...

Esas palabras me las reservo para mí, es como tengo que presentarme. Yo le comprendo. Siento curiosidad.

Leonardo B. dijo...

[há na palavra uma ferida,

aberta, exausta, que sara

dentro do poema]

um abraço,

Leonardo B.

Manu Cueva. dijo...

Pues yo creía que era un diario de intimidades públicas.
Gracias por la aclaración.

Anónimo dijo...

Hoy el anónimo se ha puesto cariñoso.
Incluso los acosadores tienen necesidad de amar.
Qué desgracia de raza, la nuestra.

Anónimo dijo...

dejad de haceros fotos!!!!