14 octubre 2011

La imposibilidad de escribir algo concreto después de aplastar a una golondrina de plata desgastada con las rodillas.

Ayer comí directamente del espejo.
Me introduje en él.
Y con la lengua.
Así.
Y con los muslos.
Tensar.
Y ahora, con el ritmo. Con el nuevo ritmo.
Y ahora.
Dónde.

12 comentarios:

Gabriel Martínez dijo...

des do blar se

y así...

Leonardo B. dijo...

[tão subtil, tão acutilante

o que se resguarda no outro lado do espelho e nos reflecte mais, mais adentro]

um abraço,

Leonardo B.

Anónimo dijo...

¿a mitad de camino te parece bien, incendiaria? Qué maja! vs.

Anónimo dijo...

Los acrósticos están pasados de moda.

Anónimo dijo...

I wanna cum on your open hand

Javier dijo...

Yo no veo ningún acróstico.

Eleanor Smith # dijo...

Por eso me gustan tanto los espejos *

Un beso o 2 #

Anónimo dijo...

AHORA CON BOLLYCAO, LAS CALCOMANÏAS DE LUNA MIGUEL Y SU FUCKING CREW. YO YA TENGO A IBRAHIM BERLIN EN MI HOMBRO, ¿CUAL TIENES TÜ?

shape dijo...

"Ilsée, mi bella Ilsée..."

Anónimo dijo...

#Javier

Por eso, porque están pasados de moda.

libeasler dijo...

Bello
El espejo nos espanta tanto porque podemos ver personificada a la soledad, que somos nosotros mismos.
Saludos

Lo li ta dijo...

Ahora al sitio que permita esperar a la próxima ingestión. Mientras digieres.