22 agosto 2011

Masturbación: última noche en Madriz.

Lo más emocionante de la madrugada es este momento. Me voy y el mundo entero está a mi alcance. Aquí mis libros. Aquí mis maletas -vida en archivo zip, quizá cuarenta kilos, quizá todo más leve-. Aquí mi ordenador. Aquí mi pornografía. Aquí mis dedos. Debajo el pijama. Las bolas chinas. La botella de agua. Aquí el miedo a los mosquitos. El árbol en la ventana. La enumeración, una vez más. La estéril soledad. Los versos que te copian. Los que tú quieres copiar. Lo más emocionante sucede en este momento. Tengo dos libros a mi lado. Los leo y los voy alternando. Pájaros de fuego, de Anaïs Nin y Husos, de Chantal Maillard. Los leo pero no enteros porque el segundo lo tengo reciente y el primero lo conozco bien de épocas pasadas (aquí la abuela manda e Internet debe cortarse a determinada hora, adiós módem, adiós sexo, adiós soledad estéril y pornográfica). Conozco bien Pájaros de fuego, cada relato y cada embestida descrita, pues en Complutum es imposible saciar ese deseo que a veces, en la noche, llega y quema. Lo más emocionante, decía, es esto. Este momento en el que leo Husos y vomito. Este momento en el que leo Pájaros de fuego y me excito. Enfermedad y sexo, cáncer y caricias, vísceras negras y penes erectos, tumores en el ano y lametones en el coño, sangre y semen, Maillard y Nin. Por cada cuento erótico diez páginas de enfermedades y agujas hasta que de pronto las dos lecturas se convierten en una y ya no sabes qué provoca más placer si el dolor o el orgasmo o si acaso son lo mismo; si esta es mi forma de combatir el miedo. Combatir el sexo. Follar el amor. Hacer el escupitajo. Menuda manera. Menuda ficción defectuosa. Pájaros de hilo. Husos de fuego. Mañana vuelvo con él. Mañana se acabó esta locura. Mañana estaré al fin en nuestra cama de Barcelona. Y ahora, si me disculpáis. Última noche. 

12 comentarios:

Jorge García Torrego dijo...

Suerte en tu viaje...y en tu última noche.

Daniel Malpica dijo...

Qué tal Luna, te invito a darte una vuelta por la página del proyecto cultural que dirijo con un amigo, va un abrazo: http://molinodecuento.blogspot.com/

luna dijo...

Gracias, Daniel. Suerte con el proyecto. En próximas ocasiones en mi perfil y en FB está mi e-mail.

Dara Scully dijo...

¿A qué sabrán las últimas noches de todos los que se van a otro lugar? Sangre y semen, puede ser. ¿Acaso no son la misma cosa?

estelblau... dijo...

Bienvenida a Barna!!!

Anónimo dijo...

I wanna cum on you while you're masturbating

Ignacio Carcelén dijo...

Yo con mi Marqués, soy primario y bruto, enloquezco con su sabiduría.

Miguelito dijo...

Hermosa crudeza...Buen viaje

Sunshine dijo...

es que molas..me encantaria que hablaras italiano, luna..igual si lo hablas---

Más claro, agua dijo...

Pierde más Madrí que tú... ;-)

Anónimo dijo...

Esto no puede terminar así. Te pongas como te pongas.
Dios.

a p n e i c a dijo...

despedida y bienvenida junto con mix de sensaciones leyendo. lo estaba pensando el otro día, cuando encontré en la mudanza una bombilla verde que me regalaste quizá cuando tenías 15. cuántas cosas te pasan en tan poco tiempo. ¿cómo será? ¿se siente como vértigo o da la sensación de que todo se mueve muy despacio aunque vaya rápidísimo porque el universo es inmenso?

yo ahora tengo 30 y por fin quiero ser lo que me pase.