19 julio 2011

Solvite corde metum.

Dame años amargos de afección, de ahogo, 
dame desvelo, fervor,
prívame del hijo, del amado
y del misterioso don del canto.
Anna Ajmátova

15 comentarios:

Anónimo dijo...

El sueño tatuado

Pez Susurro dijo...

perfecto

yael dijo...

maravilloso blog

Anónimo dijo...

I wanna cum on your closed eyes

Anónimo dijo...

Dan ganas de tirar la paroxetina por el retrete.

Artaraz dijo...

Luna,en la foto entraba demasiada luz, se puede mejorar. De igual modo eres preciosa e inteligente.

- - -
Un abrazo

luna dijo...

La luz no basta.

s777 dijo...

"[...] Teucri, secludite curas"

Ignacio Carcelén dijo...

Tengo una tara, que brinca igual que un saltamontes. No son buscados y en ellos encontramos un rincón

Natacha dijo...

Muy a favor

Anónimo dijo...

¿La gran novela, ratoncita? Dame tiempo.
Tara.

Daniel González López dijo...

Me ha encantado tu blog.Te felicito por tu trabajo.
Un saludo desde Valencia.

Anónimo dijo...

Es tirar la paroxetina por el retrete y dar paso a los espasmos cerebrales y visión fragmentada. Qué bien si el dolor fuera algo estético. Aislado de la carne y de la mente.Sobre todo de la mente.

dédalo dijo...

dice "There's a --bird in my heart"
qué pone en esa parte, que no consigo leer?
Por cierto, la luz y los colores son geniales.

david dijo...

estaba cansado de esperar la luz
por eso cuando dormia creia morir
en mitad de la noche, solo entre las sombras... me ahogaba de ansiedad
¿llegas ya?, joder, ¿eres la muerte?
y salia como un loko de casa
con la moto al hospital asfixiado
con las manos pringadas de semen
con ojos de loko insomne
y a las dos de la mañana en urgencias

marcho la angustia, me entro el apetito
sanwich de tortilla en la maquina
cafe y cigarro en la ppuerta
a esperar turno, que me llamen de boxes
encuentro el hospital un lugar acogedor
rodeado de enfermos, hay buen rollo cuando la gente esta mala
todo son miradas comprensivas, batas blancas de enfermeras moviendo el culo
mis manos pegajosas de semen
fantasmas que salen de cuartos con aire conspirador
tan solo queda esperar la suerte...
ojala me atienda una mir de ojos tristes y pezones duros
ojala bolsas de agua cuelgen de su mirada cansada, y sonria enferma y depresiva
un ingreso de tres dias es lo que espero hace tiempo
que me ingresen en una habitacion con tele y me traigan madalenas
y ver el futbol desde la cama, y los culos de las enfermeras
y los tangas que transparenta la tela