31 julio 2011

No dormir.

Estoy solo -estás solo- y malherido.
Rodrigo Olay

O bien: cortarse las uñas con el ruido del ventilador. O bien: cortarse las venas con la rotura y la piel de una uña diminuta. Que no duele. Que no duele. Es fácil decir: dolor. Es fácil decir: soledad. Es fácil decir: no son mis ojos, no son mis manos, yo no te busco, mira qué ojeras. O bien: esperar en la cama que llegue otro día. Que llegues tú. Que llegue el mundo. Ya ha amanecido. ¿Qué hora es? ¿Has visto? ¿Tu voz? Creo que vuelves. O bien: nunca dormir. 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

I wanna cum on you while you sleep

Anónimo dijo...

este anónimo se va a quedar vacío, o eso o te está tirando los tejos. desde luego no parece cosa de un capricho, el a lo suyo, dale y dale y dale.

Anónimo dijo...

Nunca dormir a salvo y dar las gracias. Nunca dormir bien. Ponerse guapa sólo para ir al desierto. Las reuniones irán bien: regalos peligrosos toda la vida. Lo veo. Llegar a Las Vegas dos semanas antes. Tragarnos la brújula y la cámara. Mirar caracoles.

Miguel Cobo dijo...

Pareciera -parafraseando a otro Miguel- que por doler, te duele hasta el aliento.

Duerme, duerme...

¿Puedo volver? Perdido en el laberinto, llegué aquí.

Anónimo dijo...

the wlyde mammouths - enough of love

Anónimo dijo...

Ah... Que era el otro. A nos nos gusta, tiene su punto....

Ignacio Carcelén dijo...

El vecino que ronca como animal, las televisiones y la música, si lluve a no, pero sobre todo falta la rubia con la que molestarlos.

Anónimo dijo...

El sueño afable del eyaculador precoz.

Anónimo dijo...

Bonitos posters. No te falta ni un tópico, querida.

nicoína dijo...

''no son mis ojos, no son mis manos, yo no te busco, mira qué ojeras''... genial