24 abril 2011

Anclas y cicatrices: otra oración.




Aunque el mar sea alto
que nadar sé,
alto y oscuro sea
que nadar sé...
José Ángel Valente

8 comentarios:

Maria dijo...

Anclas ^^

viva!

Miguel Rual dijo...

Qué bien Luna!! Enhorabuena!

J. dijo...

¡Yuhu!

Jesús dijo...

Por si quieres tejer más cicatrices...

http://20000caligrafias.wordpress.com/2011/03/01/cicatrices-v1-0/

aleskander62 dijo...

Nada y escribe.

BaBel dijo...

sea

EL GATO ESTEPARIO -víctor- dijo...

Buena elección de Valente.
Qué versos !!!

Bs.

sopadeajo dijo...

Una solución para destejer el terror a la disputa pudiera residir en la poligamia, de no ser que entonces el miedo a la disputa se multiplique , pero unos brazos pueden consolar la pérdida temporal, o no, de otros.