28 marzo 2011

Papel de fumar, flores y hormigas.





Murió un gorrión,
se le desprendieron las alas,
las hormigas lo llevaron a su nido,
lo envolvieron con pan,
y rezaron por él.
Teresa Domingo

Eba Reiro (foto 1) dice que nunca ha escrito un poema sobre pájaros. (Y sin embargo, vuela).

11 comentarios:

jaime dijo...

El ave fallecida que no vuelve a volar y las hormigas, esos minúsculos insectos, le acompañan en su último recorrido. ¿Qué querrá decir? Yo quiero seguir volando.

sopadeajo dijo...

Radiorapid poem (or whatever it might be)

Jessica Biel u cualquier el gobierno ha negado haber atacado en Bengasi tan guapas ellas UTC -8 en el Pacífico leprechaun irlandés i´m not whining Anne Hathaway quel envoûtement el director es el marshal no se sabe quien toca el piano Minerva plantó un olivo 71% de acierto en tiros de campo
el campesino era un comandante fino en general fragmentos hamburguesamente fast poem cela ne sert à rien shining under the noon sun para nada poème coupé à construire non tu ne chanteras pas

aleskander62 dijo...

Muñeca en maceta.
Pájaro consumido.

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

Un gorrión muerto.
Las hormigas devoran
ojos y nubes.

Jesús Aguado

Thesmoked dijo...

bocadillo de pajarito, está bien rezar antes de comer

Thesmoked dijo...

Molan las fotos, bocadillo de pajarito, además rezar antes de comer hace que todo sepa mejor.

antony bennet dijo...

murio un gorrion...ahora que vuelven las golondrinas. bodegon con gaviota al fondo

un saludo

Almudena Vega dijo...

La disonancia de los pájaros

Desconcierto dijo...

y yo que una vez maté a un gorrión...?

desde el mismo lugar desde donde lancé la piedra los días posteriores decidí disparar migas de pan...

...y de eso hace ya ¿30 años?

Anónimo dijo...

Bajaré colgándome de nubes, arrastrando el rayo de un crepúsculo, y mis alas tocarán un cartel luminoso que han encendido en la gasolinera antes de hora. Más tarde, el neón iluminrá mi cabello rizado y los automovilistas tocarán el claxon. Después de una hora dejarán de pasar coches, y alguien pasará la cortina metálica de la tienda, todos se irán. Allí quedaré solo, en la estrategia de un campo solitario, ilumiado en la nefasta penitencia del obligado castigo.

Cesk

F dijo...

1.- los comentarios esta vez son vagos e inconsistentes, sumándose a la poesía vagamente zen tan molona cuando no se tiene nada que decir. sopadeajo, as usual, con un fino sentido del humor que se agradece
2. las fotos que atrapan la realidad y la realidad soy yo mismo: la ubicua luna miguel como una poderosa bombilla de 100 w iluminándonos el camino, agradecidos estamos