11 marzo 2011

La legendaria rebelión de los fumadores, de Julio Fuertes, ese loco.


Primera foto: La legendaria rebelión de los fumadores (Papel de fumar, 2011) novelita de Julio Fuertes, ya está en su lugar, junto a la imagen de Richard Yates y el resto de mis libros de poesía, que en ocho meses han pasado de compartir estante con los libros de Mondadori de mi prometido a llenar dos estantes hermosísimos. (¿Cuánto dinero habré gastado en vosotros, infames libros caros, que ahora soy pobre y lloro con la nevera vacía, y ¡ah! há há, encima la tarjeta se me queda atrancadaenlcajeroysupuháhámadre? joder). Novelita de Julio Fuertes, decía, que es tan divertida y tan desesperante que os joderá la cabeza. Dato cotilla, muchachos, Gossip Girl al habla: ¿queréis saber los trapos sucios de un narrador, sus colegas, sus amantes, de los poetillas de Madrid y sus tontadas, de qué se cuece, qué cojones se cuece en Puerta de Toledo y en los corazones flácidos de los narradores emergentes? Pues tomen nota. Compren. Roben. Lean. Merece la pena. Y lo digo: a) porque realmente me entusiasma este relato/novela bien escrito ¡con sus fallos y todo! -pero eso se lo cuento al autor en un bar... o bueno, venga, vale: hay anécdotas y chistecillos que no entiendo, la de Nokia y todo eso, o demasiadas repeticiones, pensamientos de caca y penes que en un espacio tan reducido pueden saturar, qué sé yo, no me hagas caso, a mí me mola- b) porque es uno de mis mejores amigos, y ver nacer al hijo de un buen amigo es tan bonito como ver nacer al tuyo propio. Sábanas y sangre. Sangre nueva. Eres niño como yo.

Segunda foto: compro cuatro libros a Elisa Fuenzalida en la barra de La Tabacalera. Cada libro me cuesta cinco euros. Elisa es la editora. Me cae bien. Tiene algo que enamora mucho en su forma de hablar. Le digo que soy la agente de Julio Fuertes, aunque sólo por un finde. Nos vamos a Almería, a presentar el libro en Almería. Nos vamos Julio, Marina, Ibrah y yo. Uno de mis sueños es alquilar un coche y patear el desierto y las playas con mis amigos. Qué ganas tengo. La presentación de La legendaria rebelión de los fumadores es el día 18 a las 8 y cuidado con las rimas. Librería Picasso. Almerienses, os quiero allí. Así que compro los cuatro libros y me gasto los 20 euros que llevaba en la cartera. Un libro para mí, otro libro para Laura (me debes 5 euros), otro para Pron y otro para Olmos. Cuando Laura publicó También mis ojos (Cangrejo pistolero, 2010) tampoco compré un  ejemplar solo. Me gusta apoyar a mis amigos. Me gusta comprar los libros de mis amigos, aunque me lo regalen, suelo comprarlo. Sergio Gaspar siempre dice que hay que comprar libros. Que sí, que sí, que yo lo hago. Y entonces me quedo sin mis 20 euros en la cartera y trato de sacar dinero y el cajero retiene mi tarjeta y todo es un desastre en mi vida porque llevo todo el día llorando: la independencia es terrible, buscar trabajo es terrible, trabajar es terrible, ir a la universidad es terrible, que no te den una sola beca es terrible. Qué más da. Aguanto. Lo hago para estar en Madrid. Para estar con Ibrah. Para estar con Ibrah. Para estar con Ibrah porque aunque haga ruidos con los dientes mientras duerme... ya no sabría dormir sola. Dormir sola. Eso sí es terrible. Eso es lo peor que me podría pasar. Eso y morder una tela. Odio morder la tela porque me rechinan los dientes. Dormir sola y que te rechinen los dientes es lo peor. Lo peor. Pero el tema de la tarjeta solucionado, eso sí, me quedé sin batería en el móvil y la tarde fue mucho más complicada. Conseguí quedar con Laura, que me hizo fotos para la tapa y biografía de Pensamientos estériles. El libro estará listo en un par de semanas o tres. Qué nervios. Ya os contaré. Emoción. Intriga. Dolor de barriga. (Leo en Facebook mientras escribo esto). Después de la sesión de fotos Laura y yo intentamos ir al Delic, pero tenían "averías" y no nos dejaron pasar. Optamos por comprar los cigarros que fuma Julio para hacernos una foto-homenaje. (Lo que no os he contado es que a esas alturas Julio aún estaba en Valencia, posiblemente en el aeropuerto, después de una semana sin vernos y sin haber podido tocar aún su primer libro). La foto nos la tomó Chema Rubio, un poeta de Madrid que nos reconoció por la calle en pleno momento adolescente, sentadas en un banco (en un banco-cajero como el que se tragó mi tarjeta, no en un banco-aquí me siento) y se ofreció amablemente a tomar la instantánea. Qué majo, Chema. Me despedí de Laura con un abrazo de hermana y me fui a Chueca a visitar a David Villanueva (editor de Demipage), que me invitó a una cerveza y me presentó a su mujer y a su hija. Una familia muy chula y envidiable. Hablamos de libros y de que se van a Francia a un congreso de editores muy importante. Fue breve el encuentro. Antes de volver al metro compré fruta (fresas, un kilo cuya mitad me he comido mientras veía Torrente 3 en la tele) y espárragos de esos verdes que sí tolera my lover. Una vez en casa (ya eran casi las diez) Ibrah ya había cenado, Laura había salido y yo me calenté una crema de verduras y me comí ese medio kilo de fresas. La peli se estaba acabando cuando por fin, el homenajeado Julio Fuertes llamó a nuestra puerta. ¿Sí? Pregunto. YÍ-A. Responde. (No podría ser otro). Nos abrazamos, le doy su libro, abraza a Ibra, contamos cosas, nos reímos, se fuma unos cigarros, vemos el final de The Ring, comentamos su novela, la edición, la ilusión y esas cosas, se bebe un vaso de agua y se va. Y ahora estoy aquí. Releyendo La legendaria rebelión de los fumadores. Esperando más días así. Tristes al principio y muy bonitos al final. Ibrah duerme a mi lado. Está muy guapo. Julio creo que está conectado a Facebook. En cuanto le de a publicar le pasaré el enlace de este post por Gmail Chat. Las cosas parecen más emocionantes de lo que son, a las tres de la mañana. Me duelen los ojos. ¿Queda Dormidina? Y os preguntaréis por qué he pasado la tarde despendolada y no he ido a clase. ¿Eh? Maldita universidad. Esa ya es otra historia. XoXo. Gossip Girl. 

33 comentarios:

anonimo dijo...

¿ Qué trabajo estás buscando ?
¿ No pagan bien en el periódico en el que escribes ?
No pregunto por cotillear, sino porque el tema me interesa y por ligar algo, claro... ¿Como pagan los periódico a los escribidores ?
¿ Como hacer que el nivel periodístico que está de amarillismo y de cotilleo de patio , a rebosar, a punto de estallar, aumente ?
Los periódicos de la supuesta izquierda se diferencian de los de la supuesta derecha en que los primeros alaban siempre a los malsocialistas y los segundos lo contrario, pero los dos están repletos de referencias al culo de Paris Hilton (que creo que anda por ahí diciendo que yo soy una especie de novio suyo(virtual porque ni he hablado con ella de ninguna manera ni la he tocado a pesar de su hottiness y además no me gusta demasiado)) u otras similares-auto-promocionadas-bobas-no;-para-nada por lo que tenemos no varios periódicos sino uno sólo autoidéntico y de bajísima calidad. Pero no parece importarle mucho a nadie que los tiempos sean mallíricos periodísticamente hablando.

Marius dijo...

Quiero comprar La Legendaria Rebelión de los Fumadores, pero no sé cómo hacerlo.
¿Alguien me puede ayudar?

Martina dijo...

La Dormidina estriñe un huevo. Cuidado.

luna dijo...

Se puede comprar en La Tabacalera de Madrid y en la Picasso de Almería. Eso sí, a partir de la semana que viene estará en más sitios.

J. dijo...

Joder, sabía que pasaba algo con la Dormidina.

Carlos González Peón dijo...

Luna, esto te lo tienes que mirar, lo digo en serio. Es decir, todo lo serio que digo las cosas. Pero mirar te lo tienes que mirar. De todos, un consejo: hay que relativizar. Entre otras cosas porque tienes pocos años y no te puedes imaginar la cantidad de cosas terribles que están por venir. Hay un secreto: terapia. Yo te ayudo. Cierra los ojos. No. Ábrelos o no podrás leerme. Imagínate que estás buscando una playa mientras vas de viaje por el desierto (y no la encuentras, claro, porque entonces no sería un desierto) con tus amigos; mientras les cuentas a todos lo enfadada que estás porque te han suspendido cuatro asignaturas te llaman del banco para decirte que estás en descubierto porque no te han pagado la beca y no tienes trabajo para cubrir el descubierto. Tampoco tienes dinero para comprar el periódico y ver las ofertas, ni para entrar en un bar a tomarte una Pepsi y leerlos allí; sólo puedes ir por la calles mirando los anuncios en las puertas de los locales. Pero no puedes hacer ni eso porque ya dijimos que estás en el desierto y cuando llegas al centro geográfico del mismo pinchas las cuatro ruedas con los únicos cuatro erizos de mierda que van en formación cuadrangular. Se hace de noche y como tu pensabas pasarla en la playa en vez de mantas tienes toallas marca coca-cola, que dan más sed que las normales y además se les pega la arena. No tienes agua ni el depósito del lavaparabrisas. No tienes cobertura por culpa de la gran idea de irte a pasear por el puto desierto. Os habéis olvidado el desodorante. Todos. Y para no morir de frio os ponéis a dormir juntos pero todos tus amigos necesitan mordisquear toallas para coger el sueño y cuando callan empieza Ibra con lo suyo, para lo que no necesitas gasas. Ni que decir tiene que hace horas que os quedasteis sin tabaco y papel higiénico. No hay consecuencias porque al día siguiente viene un helicóptero y os salva la vida pero de esa noche, de la noche de las desgracias, de esa pesadilla nocturna que parecía no tener fin y en la que está justificado morir de pena y horror… de esa noche aciaga… ¡¿tú sabes la poesía que puede salir de ahí?!!!!

luna dijo...

¿De qué me estás hablando? A ver si la ayuda la necesitas tú. Haha. Qué paranoia. ¿Por qué te molesta tanto mi diario?

Carlos González Peón dijo...

Luna, era una broma. No te pongas así. Una broma. ¿Por qué me iba a molestar tu diario?

luna dijo...

Ya ya, que yo también estoy jocosa. Es sólo por la cantidad de chorradas estereotipos que sueles soltar sobre mí en tu blog o cuando me comentas. Pero no es ná, man.

Buen año el 72.

Carlos González Peón dijo...

Ah, vale.

Pues nada, quítate malos rollos de la cabeza. Ya te adelanto que lo de los estereotipos es general. Que le toque a unos mas que a otros sólo tiene que ver con que coincido más con cierta gente en lecturas y blog y revistas y todo eso. Si me diese por leer a Reverte lo putearía a él, pero tengo mucho mejor gusto.

(Y ahora un secreto, pero no se lo puedes contar a nadie: la cocacola, cuando se queda sin gas, no sirve para nada y nadie la quiere. La literatura lo mismo: cuando no se agita, cuando no salpica, cuando es un remanso de paz, sólo produce mediocridad tras mediocridad, que es con lo que yo me estoy encontrando últimamente. Los mayores avances tecnológicos se producen en tiempos de guerra. Ahora ya sabes porque me he llamado "La medicina de Tongoy": porque tengo el remedio).

Un abrazo,

antony bennet dijo...

uno es de pueblo y aqui no llegan estos libros, aun asi loapunte la referencia(autor, titulo y editorial) igual hasta hacen los deberes y me lo traen. Alguna cosa de Demipage ya me han traido

un saludo

luna dijo...

No, si no es putear, es ser cansino. A veces se salpica más intentando hacer cosas creativas. No sé, por aquí veo muchas gotas.

Carlos González Peón dijo...

Son formas de verlo.

Yo no soy escritor y por eso no creo (de crear) nada. Soy mas de destruir, de tirar abajo lo que no me gusta y que los que construyen vuelvan a levantar o que se vayan a casa. Suena fatal, lo sé. También, cuando algo me gusta lo digo y hago fiestas en casa y tal.

¿Cansino? Seguramente, es cuestión de aguantar. Uno de los dos acabara por cansarse, seguramente yo, porque tengo mas años pero ya veo que no menos paciencia. Tu tienes, ¿cuanto? ¿20 años? Casi te doblo. Tengo prisa.

De todos modos, si te sirve de algo te diré que detrás de tanta maniobra publicitaria o de tanto llamar la atención se esconde un deseo sincero de proteger la literatura. Unas gotas aquí o allí, ¿crees de verdad que son suficientes? Cada uno debe luchar por lo que cree con las armas que considera oportunas o que tenga mas a mano y a mi no me queda otra que llamar a las cosas por su nombre y decir lo que pienso. Que a Jimina Sabadú (no sé si has leído el Tongoy de hoy) le hayan dado un premio por una novela como "Celacanto", que es de una mediocridad (no he dicho mala, que también) que duele, debería hacernos saltar a todos de nuestras butacas y ponernos a escribir como hay que escribir. Después de ella (la acabé ayer) leí "Chronic City", de Jonathan Lethem y jooooder... claro. NO es que haya diferencia: es que ni se rozan!!! Lethem construye una artefacto perfecto mientras lo de Jimina es de proyecto de la ESO. La riqueza de los personajes, el detalle de los escenarios, ¡la lógica de las acciones (siendo todo lo delirante que es)! es pasmosa en comparación. Y a Lethem no le dan premios. A Jimina sí. Con dos cojones. Y me da igual la edad en este caso: de joven también Lethem escribió "Cuando Alice se subió a la mesa", que se come con patatas y a la plancha el Celacanto de la Sabadú.

Una cosa es que uno escriba un blog y dedique media hora a una entrada y otra muy diferente es que escriba un libro por el que quiere cobrar. Hay que darlo todo.

Fin del discurso. Estoy harto de escribir. Voy a guardar las pistolas.

Un abrazo,

luna dijo...

Está claro que Jimina Sabadú no es Mercedes Cebrián, ni Alberto Olmos, ni Javier Calvo. Pero es que el tipo de literatura que hace Jimina no es la que (al menos yo) solemos leer. Es una cosa mucho más juvenil, cinematográfica, para públicos a los que les gusta el misterio etc. El único fallo que le veo a la novela es cómo se ha vendido. Un público juvenil la hubiera aceptado muy bien. Eso es lo que pienso. Y eso traté de explicar en mi artículo sobre ella.

En cuanto a Lethem, soy muy fan. Y eso de que no le han dado premios es una tontería. Está en la mejor editorial española, con un trato de puta madre y en EEUU su trabajo es muy reconocido.

El premio de Jimina es una apuesta por un autor, como lo son todos los premios para autores noveles. Sin esos premios muchos de los autores que ahora admiramos no se habrían dado a conocer (Olmos, Pron en España, Elvira Navarro, Elena Medel, etc etc etc).

Tus textos del blog sí son creativos y me gustan excepto cuando criticas gratuitamente a ciertas personas. Para lectores cabroncetes y graciosos. ya está lector mal-herido.

Eso pienso.

Un abrazo,

Carlos González Peón dijo...

Honestamente, estoy algo harto de que se me compare a lector mal-herido. ¿Qué pasa que ahora él es el único que puede decir las cosas de cierta manera? Joder, si cada blog tiene que ser diferente hay que ir cerrando un par de millones.



No sabía que habías hecho un artículo de Celacanto. Me interesa mucho, ¿donde está? ¿En este blog? Tienes mucha razón, es un poco juvenil. Seguramente sea su gran error. Quizá en "Barco de Vapor" estaría mejor.

Lo de los premios a Lethem no voy a explicarlo. Seguro que entendiste lo que quise decir. No hablo de reconocimiento, hablo de premios.

Los premios "incentivo" a los autores jóvenes deberías estar prohibidos. Como los elogios de los amigos. Nunca sale nada bueno de ellos. Si una persona puede obtener reconocimiento sin un premio todas pueden. No deberíamos tener miedo a declarar los premios desiertos.

Tengo que ir cerrando. Me ha gustado tener este charla contigo. Dime donde tienes la crítica de Celacanto, anda.

(Por cierto, esta entrada que escribiste estuvo muy bien. No hubiera intervenido si no fuese así).

Un abrazo,

luna dijo...

No te comparo, digo que a veces parece que vos y muchos otros parece que tratáis de imitarlo. Mal-herido es el mejor. El Jefe.

anonimo dijo...

Muy en la diana, lo de González Peón

Carlos González Peón dijo...

Ejem..., se te olvidó dejarme el enlace. Menos mal que un alma caritativa se ha prestado a ello.

Ibrahim B. dijo...

Carlos: Que casi todos tus comentarios acaben resolviéndose con aquello de que "era una broma", ya sea con los blogs o en FB, en ocasiones te confiere un nimbo de bufonazgo bastante repelente.

luna dijo...

En qué diana?

Evohé dijo...

Qué envidia me da el tal Carlos González... Ojalá yo tuviese tanto tiempo como parece tenerlo él.

anonimo dijo...

En la diana cama-y-rara (lit-et-raire)

Carlos González Peón dijo...

¿Envidiable, eh?
La correcta gestión del tiempo es algo que se tarda mucho en aprender pero en cuanto das con el secreto todo es maravilloso, que no eterno. Por ejemplo, ahora mismo sólo tengo tiempo para decir esto: “Ibra, ahora no puedo contestarse como mereces, pero del lunes no pasa. Te lo prometo. Te voy a dejar una tarea: busca en los comentarios la palabra broma y cuando des con ella(s) mira a ver si está(n) antes, después o durante el texto o si tiene(n) más (texto) por encima o por debajo porque eso determina si la broma se dice al principio, durante o al final. Ya sé que esto parece de barrio sésamo, pero eso eso porque ES de barrio sésamo.”

Marius dijo...

Gracias Luna, a ver si llega cerca de Barcelona (el libro, quiero decir).

Marius dijo...

Gracias por la información, Luna. A ver si puedo pillar el libro.

Marius dijo...

Luna gracias pillar si puedo a ver libro el. Soy un genio, así de dominar el mundo mejor me olvido.

mono magnético azul dijo...

aquí hay dos más: significabaquemeiba.blogspot.com
intuneles.blogspot.com

Otto Van Infirmitas dijo...

Molan los días que acaban/s bien. Es como cuando estás "terriblemente" enfermo y decides ir por urgencias. A las dos horas estás en casa durmiendo sin fiebre, por mañana no tienes que ir a trabajar y cuando te despiertas alguien está cuidándote.

anonimo dijo...

Me gustaría añadir al comentario de dos días ha a las 5:22, cuando hablo de la bella
¿ o rica, cual más ? y valga la redundancia, Paris Hilton; que escribir, en ningún modo exime de decir la verdad; que esta incursión en el campo casi siempre minado de la teoría me sea perdonada. Algunos escribidores fantasean con que se puede hablar de otra cosa que de uno mismo y de sus circunstancias, pinsan que el decir no es una ilusión que alguien ya dijo o quizás ni dijo, pensó; como si se pudiera esclarecer algo cuando se alumbra a lo real...Que otros se vanaglorien de lo que creen crear , yo estoy orgulloso ; y sí, es duro ; de lo que no invento.

Carlos González Peón dijo...

Mira Ibra, tu problema no es que no seas listo, que seguramente lo eres; ni que no tengas labia, que le tienes; ni que no tengas recursos, que los tienes; ni que no tengas ideas, que las tienes. Tu problema es que no tienes sentido del humor y la machada esta de venir a defender a la niña cuando menos lo necesitaba dice tanto de ti que te hace perder toda cuanta maldita la gracia que tengo. No te pierdo el respeto (de puro milagro) porque yo sí tengo sentido del humor y una paciencia infinita y porque me divierto demasiado con todo esto y sé que no sois mala gente (no peor que yo, al menos). Pero sobre todo porque sé que un calentón lo tiene cualquiera y ojo, que como nos pongamos a hablar de nimbos repelentes aquí el que más tiene que perder eres tú.
Entérate de una vez: yo bromeo antes, durante y después. Y a los únicos que les tengo que explicar en qué momento exacto lo hago es a vosotros. De todos modos, que hayas venido “a poner orden” (más quisieras) cuando menos falta hacía es revelador. Y que de todo lo dicho (que en mi modesta opinión ha sido bastante) lo único a lo que hagas referencia es a la mayor de las chorradas también es revelador.
Pero me alegra que nos vayamos conociendo.

(Y si te parece dejamos la discusión para otro lugar que no hay porque embarrarle el blog a la muchacha)

Martina dijo...

Jo, Carlos no te conozco de nada, lo admito, pero se te ha ido la mano un poco ¿no crees?

anonimo dijo...

Uno de los directores más literarios en una época en que aún se creía en la cultura y/o en su transformación.
En el minuto 41, traducen (del inglés probablemente) âne por culo, what a shame...
http://www.megavideo.com/?v=XNG3O7QV

Anónimo dijo...

"La legendaria rebelión de los fumadores me pareció excelente". Espero la siguiente.