09 febrero 2011

Sexo/Medianoche: yo me voy y también mis sombras.

La luna es una ausencia
Carolina Coronado

(Trazos) (Nunca he sabido dibujar) (Por eso intento que mis manos recuerden a un diamante) (Mis versos a un gato viejo) (Mi sexo a una nube estéril, a una caricia de humo)

8 comentarios:

Juntaletras dijo...

El humo sí que sabe acariciar.

Karen Valladares dijo...

También ausencia, puede ser otro signigificado de tu nombre. Besos, lunaticos.

Mr. dijo...

quale rosae fulgent inter sua lilia mistae:
aut ubi cantatis Luna labora ecquis...

Ovidio, Amorum lib. II, 5.

soniamarpez dijo...

me gusta esta entrada; tus palabras, las de Carolina Coronado y las increíbles ilustraciones de Faunesque (gran descubrimiento).

ut supra dijo...

Perdón por el lapso, Luna: es "ubi cantatis Luna laborat equis", naturalmente, el verbo va en tercera persona.

Pensé que del verso de Carolina Coronado, gracias a Aleixandre, se acuerda todo el mundo pero parece que de Ovidio se olvidaron todos. Y eso que hay más lunas en sus poemas que en todos los de la extremeña. Beh, who cares.

M. dijo...

No aprendí a dibujar porque me enseñaron a señalar demasiado pronto.

Anónimo dijo...

luna lunera por las muñecas de walt whitman

Anónimo dijo...

las sombras por la noche se convierten en farolas y el sexo en medianoche en follar dentro de un coche.