10 enero 2011

Tags: pegatinas, sailor moon, antonio machado, tercero de la eso, la polla records, lolitas zorronas y tesoros piratas... ¡ay! qué catorce años con tol' pavo ahí.




Mano de viejo mancha al cuerpo juvenil
si intenta acariciarlo
Luis Cernuda

Catorce. Catorce poemas que escribí a los catorce años. Una auto edición parecida a aquella de El Final (por cierto, reviso los comentarios del post "el final", de 2007, y veo una de las primeras firmas que me dejaba Ibrah, hihihá) o a aquella otra de Mundo Fantasma (este es de 2008) Mis primeros poemas, decía. El origen de tantas cosas. Con algunos amigos juego al intercambio (no, no lo vendo, lo intercambio por collares de pájaros, libros, chapitas, cuadernos, cualquier cosa, se negocia). De la primera edición sólo quedan 3 ejemplares. Los otros los he cambiado por perfumes de vainilla, un libro de una autora sevillana, un cuaderno, una invitación al cine... Hagan sus ofertas. (Absténganse obscenos: que turco y mástil no me falta).

11 comentarios:

luna dijo...

mi email, para interesados, es: lunamonelle@hotmail.com

Más claro, agua dijo...

Si te ofrezco a mi cuñado, no cuela, ¿no? :-)

¿Y un ejemplar de "Mejorando lo presente"? Monólogos de humor. Nueve de cada diez dentistas ignoran su existencia...

luna dijo...

al email, por favor, al email! hihi. Mejorando lo presente es el ensayo sobre poesía?


Muá!

Giovanni-Collazos dijo...

vale.

Anónimo dijo...

Que lindo. Mucha suerte

Reven dijo...

El final de este post es grandioso jajaja.

Anónimo dijo...

Esta idea corresponde sin duda a una edad de catorce años.

Flamingo dijo...

¿Sabes?, yo le digo a mis hijos unas palabras de Schiller que siempre me gustaron: “El mes de mayo de la vida solo florece una vez”, con esto quiero decirte dos cosas, una que no me parece infantil que plantees esta subasta tan deliciosa y dos (y más importante) guárdate uno de los libros Luna, hazlo, sino cuando tengas mi edad te arrepentirás, la juventud es muy generosa, pero con el tiempo necesitamos tener en nuestras manos cosas que quizá escribimos cuando teníamos un alma distinta.

La navidad suele ser una época de reencuentros con pequeños objetos, ¿sabes lo que encontré este año en mi cuarto de cuando era niño?, una crítica que hice de “Tess” de Roman Polanski, era un niñuco cuando la hice y ahora la tengo en mi rincón de escribir como un precioso tesoro.

Quédate uno de los tres, hazme caso, algún día te acordarás y me lo agradecerás.

Francisco Priegue dijo...

Yo también hago encuadernaciones caseras de mis poemarios. Leí "Poetry is not dead" y me encantó (ñam, ñam) pero me quedé con ganas de más. ¿Aceptas elogios como trueque? Ahora en serio, haz caso a Flamingo, guarda al menos una para ti para la posteridad, yo es lo que hago con los míos.
Encantado de visitar tu blog, Luna. Mi blog es http://franciscopriegue.blogspot.com

Martina dijo...

Yo regalé un libro de poemas a alguien que nunca lo mereció y siempre me arrepentí.
Qué vieja debo ser cuando pienso en mi adolescencia y ya no me conmueve! Disfruta del regodeo Luna, tú que puedes!

julio autumn dijo...

te ofresco mi guitarra por uno de los 3 ejemplares D: o te doy el libro q quieras :c pero quiero ese ejemplar :P xD