05 octubre 2010

'Je suis infinie'.

La main dans ma culotte,
jouir encore, jouir encore.
Ophélie Jaësan

Ophélie Jaësan (Nantes, 1978) es autora del libro La Mer remblayée par le fracas des hommes (Cheyne, 2006). Cheyne es una de las pocas editoriales editoriales que he encontrado que publique a autores nacidos entre el 70 y el 82. He debido tener muy mala suerte en mi búsqueda porque casi no he encontrado nada interesante. Lo que más me impresionó fue este libro, pues trataba los temas que más me gustan según leí en alguna reseña y supe desde el principio que merecería la pena. El sexo. El cuerpo y la palabra. El poema como única salvación para la carne... Ophélie dice "lo hermoso de escribir es el acto". Lo hermoso de hacer el amor. Lo hermoso de leer. Lo hermoso de leer un libro azul y bien encuadernado. Lo hermoso de orinar y lo hermoso de beber pastillas efervescentes con efectos decisivos. Con efectos lamentables. Con dolores de cabeza. Y él, como siempre, duerme al lado con el pecho lleno de líneas doradas. La main dans ma culotte, mourir encore. Mourir encore.

8 comentarios:

Room dijo...

Por eso escribo, para mantener mi mundo vivo. Dejar de silenciar tantas palabras que se dibujan en mi mente. Imaginar y soñar calma mi realidad por igual.
Saludos!

Céfiro dijo...

Es el acto lo que nos redime y nos salva, el acto sin cálculo previo de consecuencias o efectos colaterales. Follar, escribir, dormir... tú lo has dicho muy bien. Un saludo.

José dijo...

madre mía, cuánta autoreferencialidad

luna dijo...

José,
suele ocurrir en un diario, sí.

Emily dijo...

escribir

para curar
en la carne abierta
en el dolor de todos
en esa muerte que mana
en mí y es la de todos

(Chantal Maillard, Escribir, fragmento)

Jesús Garrido dijo...

sexo infiní para alguna de las partes involucradas

Cristina dijo...

has conseguido que me quede :)

Feliz día de la semana.

Cris.

el orador Bluff dijo...

Disfrutar todo y morder todo y nacer otra vez para morir otra vez más bellos, con la carne en la boca.