17 agosto 2010

Delirio en El Rincón (fluir de conciencia, fluir de fluidos gástricos, sexuales o espirituales).

La botella de vino blanco barato aún está en la mesa. No es que pretenda parecer Bukowski, ni mucho menos, no pretendo parecer una de esas imágenes que nos han hecho creer de él, ni una simple borracha en temporada de verano, ni una frívola, ni una mentirosa (qué te has creído, esto es ligth y sin alcohol, sin edulcorantes además, sin gluten, sin aspecto, vacío sur la table que diría Tarkos, le petit bidon vide, sin ser, insípido, insensible, incoloro, inadecuado, puta). Porque si hay lolitas más allá de los 15, también hay Bukowskis más allá de los 17. Prohibido (debería advertir Anagrama) este libro o está recomendado a mayores de 25. Porque si sigo viva, al cumplir 25 prometo releer La senda del perdedor, quizá uno de los mejores libros que haya pasado por mi cama, por mi mesilla de noche o estantería. Prometo leerlo y morderlo como hace años. Prometo deciros ¡Ey, Bukowski no era tan malo, no estaba tan borracho! ¡Ey, Bukowski también tenía su corazoncito, colegas! Pero a quién le importan los corazoncitos hoy. Si el vino está sobre la mesa. Si somos frívolos y cutres en después de la lectura. Si... -quiero una doble y unas patatas y aquí espero a Elisabeth Falomir para una de las entrevistas de Público, y aquí estoy pensativa o pensante, o incluso pensando en algo si es que pienso- Si la literatura a veces es Gossip Girl para nenas y todo el mundo dice y nadie sabe. Y todo el mundo cree y nadie piensa. Y yo escribo y no siento: maldita sea. Maldita sea, querida Naira Perdu (¡poeta y amiga de infancia!), quién me iba decir que después de tanto insultar y parodiar a Becquerón acabaría diciéndote lo mismo que él escribió y que tantísimo odiábamos: "cuando escribo no siento". Cuando escribo no siento cuando escribo no siento cuando escribo no escribo. Cuando bebo no siento. Cuando estoy triste. Cuando soy cursi. Cuando no entiendo. Blá. Etc. Púm.

25 comentarios:

Matzerath dijo...

Yo hace tiempo que no siento.

Luci dijo...

Hola Luna

Me gustan los tonos de esa foto.
"Cuando escribes no sientes".
Gracias a ti, descubrí la poesía de Maite Dono.

http://mar-imparandoavolare.blogspot.com/2010/08/agosto.html

Un beso bukowskiano sin edad.

luna dijo...

Qué grande, Roger!

Anónimo dijo...

Cuando escribo no siento.No imagino nada peor que no sentir mientras estás escribiendo. Un cadaver sin alma ante el universo pixelado de la nueva conciencia.Una carabela inerte sin puerto ni destino, navegando eternamente en los mares virtuales del olvido. No siento y sin embargo el viento juega, travieso, entre mis dedos. No siento pero en este día gris se ha escapado un trocito cielo azul, y entre las nubes aparece,exultante, un infimo rayo de sol que por un momento calienta mi rostro antes de ser olvidado. No siento, levanto mi cara y la lluvia la mece en el recuerdo de esa calidez perdida, de esa pequeña victoria que solo el perdedor comprende. No siento y ahora que gracias a ti he pensado en ello, creo que nunca he sentido mas y creo que por eso voy a seguir escribiendo y siento,si,siento.

Luci dijo...

Y Nietzsche y el otro poeta al que nunca cito. Wolfe, el sucesor de Bukowski.

Besos.

Julio dijo...

Cuando escribo no sueño,
cuando sueño no siento,
cuando siento no amo.

PUM.

Este post me ha dolido.

Makuni dijo...

te figuro en El Rincón, uno de los bares que más adoré en Madrid, y quiero ser vos, con todos esos fluídos, aunque no sientas cuando escribas. Son días.

Fexactor dijo...

Me encanta la fotografia. ¿La soledad del escritor, del pensante?

Room dijo...

Gran libro La senda del perdedor, lástima que me astillasen diez páginas!!! joder! menos mal que pude tirar del hilo imaginativo. Por cierto, el de Mujeres me encanta. Ya llevo 3 leídos de él... de vez en cuando va bien cambiar de escritores.
¡Me voy al Hipódromo!
Saludos!

Anónimo dijo...

Sentir es la mayor mierda que existe.
Por que se acaba.
Siente el cuerpo.
y el cuerpo se descompone,y anhela.
No descomponerse.
La mayor de las neurosis.
Y querer y querer y querer.
SENTIR.

Anónimo dijo...

Y queremos que nuestras fotos.
Nuestros deseos congelados.
Sientan.
Queremos que nuestro ser.
sienta.
Queremos que sienta lo que ya siente.
Queremos que sea fuego.
Para apagarlo en sentimiento.

Anónimo dijo...

Y queremos que nuestras fotos.
Nuestros deseos congelados.
Sientan.
Queremos que nuestro ser.
Sienta.
Queremos que sienta lo que ya siente.
Queremos que sea fuego.
Para apagarlo en sentimiento.

Anónimo dijo...

Varios gatos se acercaron.
Y yo los olia,mientros ellos esperaba encontrar comida en mí aleiento.
y yo solo tenia aliento.
Y allí seguian.
mientras yo los obserbaba,hipnotizado.
Queriendo que fueran Belteroth.
Alguno de ellos,tan solo.
Que caminaran hacia el calor.
Y me incendiaran.

Anónimo dijo...

Siempre se siente.
Aunque lo queramos negar.
Lo queremos negar.
Para que no nos miren.
O para que.
Nos miren todos.
Queremos ser el deseo que haga sentir.
Mientras nosotros solo los sentimos a ellos.

Anónimo dijo...

Buscando un sentimiento,me encontré.
Y quise no haberlo hecho.
y el sentimiento,yo,me arrastraba,entre risas.
Y me decia,sigueme.
Y me llevo a un descampado
Y allí,me gritaba,entre risas.
Soy tú deseo.
Y entre risas,
de su boca,manaba sangre.
Y me obligaba a beberla.
Comprendí,que,eso lo era todo.
Y que debía morir.
Debía manar de esa boca.

luna dijo...

Tengo a un anónimo inspirado.
Bien.

Jordi M.Novas dijo...

Si es verdad que Bukowski escribía borracho, hay que probarlo..

Anónimo dijo...

si está bastante inspirado, si, aunque la parte de los gatos da un poquito de miedo no? joder como estan las cabezas.

Amador Cea dijo...

El anónimo lo parte.

Jorge Ampuero dijo...

Cada quien es cada cual. Necesito leer más de tu poesía y además poder postearte en mi blog, te espero, se agradece :)

Un abrazo...
jc7ampuero@hotmail.com

luna dijo...

Cuando quieras, ya lo sabes.

Juan Andrés Martín Villarreal dijo...

Siento. Lo siento.

Tera dijo...

Declaro mi amor por tus onomatopeyas.

Besos!

PH dijo...

Debería poner ese aviso en la portada. Pero lo dice otro que lo leyó a los 15, que devoro todo lo que cayo en sus manos. Bukowski vive más allá de los 25. Es imperecedero. Y ni bebía tanto, ni follaba tanto, ni insultaba tanto, ni conocía a tanta gente, ni apostaba tanto en el hipódromo... Pero Henry Chinaski si lo hacia. Eso y MÁS!
Estoy seguro de que cuando lo releas te gustara de otra forma, más profunda.
Convencidísimo.

Eva dijo...

Ha sido el ultimo que ha caído entre mis manos del viejo indecente por excelencia. Al principio, me descuadraba, pero ahora, creo que debería de haber sido mi primer libro de él. No se... pero ahora me gusta más.


buen blog!