09 mayo 2010

Querido diario (o cuatro años de blog).

Querido diario:

La guerra acaba de terminar en el mundo.
Acaba de comenzar en mi vida.
Lesley Arfin

Llevo desde ayer encerrada en este cuarto. Creo que es domingo. Llueve en mi ventana. El árbol se mueve. Suena Jolene, de Dolly Parton. Hay gente a la que le molesta que no escriba ni una sola coma. Me da igual. Hay gente que copia mis textos secretos. Hay madres que se cuelan en mi armario y leen este diario. Creen comprenderlo. Qué más da. En mi mesa el manual de Instituciones del Derecho. Trato de ingerir una dosis de Cocacola Light, otra de Risketos y otra de Justicia. En mi mesa, el último número de Quimera, el rotulador amarillo eléctrico con el que subrayo todo aquello que no entiendo. En mi mesa Rosalgin pronto, crema Nivea, otra lata vacía y unos folios en blanco. En mi mesa, todo eso y el libro de Lesley Arfin, Querido diario, recordándome que el tiempo pasa y que ya no tengo quince años. Mi foto, mi cara mojada y triste al lado de la de Félix Francisco Casanova: dentro de seis meses cumplirás veinte años. [Fea sucia tonta, que vas a los bares después de la guerra]. Tu cara, prologando las desgracias de Arfin. Prologando su mirada inocentemente punk. Se acaba la canción. Vuelvo a Spotify y pincho otra vez. Jolene, jolene... Abro Hotmail, mi chico me dice que una hora me llamará. Abro mi blog, tengo un comentario de Humbert Humbert. Abro mi blog. Lo vuelvo a abrir. Domingo nueve de mayo. Hace tres días mi blog cumplió cuatro años. Recuerdo. Lo empecé a los quince, meses antes de irme a vivir a Niza. Terminaba cuarto de ESO y empezaba a publicar mis poemas en revistas on-line. Revistas pequeñas de las que nadie se acuerda. [Silencio. Repeat. Jolene, Jolene...] Era pequeña. Me parecía demasiado a lo que no soy ahora. Quería ser una especie de Lesley Arfin con aires de Valente. Quería ser una especie de Bukowski con aires de Nothomb. Quería, querido diario, encontrar a alguien, de entre todos los que habitaban esta maldita Red, que entendiera lo que decía y me escuchara. Eso. Eso. Así. Pero tenía quince años. Pero tenía quince años infieles y hacía el amor con cualquiera que me dedicara un grafitti feo en alguna de las calles sucias de Nice La Pute. Jolene, ¿Jolene?.En mi mesa Lesley Arfin me recuerda que tampoco tuve amigas. Y que no hace falta irse muy lejos para encontrar literatura. De hecho, querido, queridísimo diario. La cita que aquí dejo la escribió la propia Arfin con apenas 12 años. Su joven entraña. Su pequeña entraña drogadicta. Su pequeño sufrimiento que era un mundo. Lluvioso. Qué más da. Y las comas. Y la infancia. Y este blog. Y este diario. Y esta cara triste sobre mi escritorio. Y este cuerpo viejo. Joder. ¿Qué mas dan?

*La foto es de un cartel que pegué por toda Niza
en noviembre de 2006.
Era el día de mi 16 cumpleaños.
La imagen es una variación de una fotografía
tomada en el cementerio judío.

17 comentarios:

pentente dijo...

Ah, Lesley Arfin, Chloë Sevigny, Luna Miguel.

Ayer estuve en la cá del libro; vi Eshumación, pequeñito y morado; lo tienen cerca de la caja. Uno cae cuando ya cree que ha superado su límite de saldo.

luna dijo...

Es que a las cajeras les mola Exhu, o qué?



El libro de Lesley es un culebrón adolescente que te cagas, pero creo que te puede molar. Yo me lo estoy pasando genial!

Dillinger dijo...

Ahí tengo también sobre mi mesa el libro de Lesley que me llevé el otro día cuando la presentación de Exhu, arrebatado de las manos de la editora.

Feliz cuarto cumpleaños.

Besos y abrazos y disparos de celebración. DILLINGER.

luna dijo...

¡suertudo asesino!

Matzerath dijo...

¡Ay...! ¿Seis meses?

http://www.youtube.com/watch?v=gE3-q-aoFZI

luna dijo...

yes, Matt,

ay, qué buena. me encantan. aunque prefiero de ellos la de
The air near my fingers.
Curiosamente este grupo me acompañó durante mis quince años. y ahora leo a lesley: y habla de dolly parton. y joder. todo son coincidencias!


por cierto, en noviembre le invitaré a mi cumple.



un abrazaco.

alberto dijo...

qué pone en el cartel en francés?

yo el otro dia compré:
-V de Pynchon
-La vida, instrucciones de uso de Perec
-Uno de Coetze
-Los detectives salvajes de Bolaño

creo que me pueden aportar algo.

luna dijo...

Buenos libros te compraste.
Qué bien.
Tengo muchas ganas de leer V.



"toda persona susceptible de proporcionar datos sobre este corazón abandonado que se presente ante el guardián del cementerio"
algo así, más o menos,
conde puse corazón antes ponía tumba.

pero en este caso... es lo mismo.


gracias.

Eva B. dijo...

tu diario engancha.

luna dijo...

gracias Eva,


me alegro entonces de poder compartirlo.




un saludo!

Jarttita. dijo...

Un post muy bonito, Luna.

Y felicidades!

C. Martín dijo...

Feliz 'cumpleaños' Luna!
Enhorabuena por los cuatro años del blog.

Un blog muy currado.
Sigue así, como ya te dije en alguna ocasión, tienes talento.

Un saludo!
Carmen

Stalker dijo...

Conmovedora entrada, Luna. Y conmovedor lo que se lee por encima, por debajo, entre líneas y al margen de las líneas.

Cuatro años también significan: estamos aquí, latimos aquí.

Tu escritura sigue creciendo.

R. dijo...

Genial Luna, felicidades :)
(y que cumplas muchos más, por tu propio bien y el de tus seguidores)

Sally Burton dijo...

Curiosamente la primera vez que entre en el blog fue hace tres días, ¡vaya coincidencia!.
Feliz cuarto cumpleaños de blog =)

Besos

luna dijo...

Gracias, Sally,

bienvenue!

Killkakmi dijo...

Soledad y tranquilidad delas cosas cotidianas relatas de forma poco cotidiana, ese sentir de vacío, que está presente.

Me gustó mucho.