22 febrero 2010

Escribo como quien se despide.


Escribo para intentar vencer al olvido que avanza sobre mí
como una marea negra.
Rodrigo Fresán

En invierno me arranco el pelo a puñados. A pedazos. Me arranco, pelo a pelo, rama a rama, pétalo crítico a pétalo mágico, uñas. No quiero ducharme. No quiero limpiar la sangre ni el esmalte. Menstruación celeste, dije, chocándose contra el espejo. Escucho I am a bird now. ¿Lo soy? Me pregunto. Y escupo dos palabras que no son mías. What can I do? Tampoco tus ojos. Me quedaré calva. Me quedaré asquerosa y fea si el invierno no acaba. Me quedaré olvidada.

7 comentarios:

Dillinger dijo...

Ey, enhorabuena por la publicación del libro "Estar enfermo". Llevo unos días desconectado y no lo había visto. Qué ganas de dejarme en él mis ojos dillingerianos. Viva. Bravo. Saludos y abrazos.

rep_chioafricana dijo...

Calvicie chochoni que nos acecha.

Podemos plantearnos abrir una tienda de pelucas.

luna dijo...

Haha.

Maria dijo...

descuida, quedan solo unos meses.

Pez Susurro dijo...

olvidada?
no creo.

sólo enferma,
todas las noches


felicidades, Lu :)

un beso.

la judith dijo...

molaría que se perdieran así
los pelos de otros sitios
le daría por sugus a la cera
más de lo que le doy ya

Anónimo dijo...

¿asquerosa=fea=olvidada? revisa tus valores, darling.