27 enero 2010

"Busca una boca que sepa a tu propio semen y a tabaco, y bésala"


Me obsesiona La Malafelicidad. Busco autores y citas. A modo de IB en su blog, he seleccionado éstas. Busco saciar las ansias de estar triste y ser feliz. O de ser triste y estar feliz. Ya no lo sé. Quizá porque ahora solo quiera pensar en esa boca. Y no pasar frío. Y decir, de tantas cosas, el asco que me dan.

Allí arriba me sentía en un estado que podría llamarse de malafelicidad. Exigía la soledad, era un estado de ebrio y tranquilo egoísmo, una venganza feliz. Me parecía que esa ebriedad era una iniciación y el malestar de la felicidad se debía a un aprendizaje mágico, a un rito.
Fleur Jaeggy

y fue una eternidad decapitada en un instante
porque una puerta improcedente que se abrió
nubló nuestra felicidad
Ramón Irigoyen

Las cosas no marchan bien. Tengo la impresión de que todo en mí y alrededor se desorganiza con demasiada facilidad. Si bien es cierto que debería ser más fuerte y no dejarme arrastrar por la locura del entorno, también es cierto que estoy acostumbrado a entornos más controlados por mí. No sé independizarme del entorno, por mucho que se hable de mi ‘torre de marfil’. Estoy demasiado atento a las cosas que suceden. Por ejemplo, no puedo tranquilamente acostarme, cerrar los ojos y dormir, si sé que el resto de la gente de la casa está despierto.
Mario Levrero

11 comentarios:

Dr. Flasche dijo...

Otra vez yo. Aquí discrepo. Para mí tan error es querer erradicar la tristeza como buscarla. Lo primero es una falsificación, hace de la vida un lugar vacío, una copia sin sentido ni esencia. Lo segundo es perverso [en el sentido de obtener placer del dolor] y es una escapa toria más...una huida, una solución fácil al miedo ese del que hablabas antes...

Tanto la tristeza juegan un rol mucho más natural, mucho más fundamental en nuestras vidas que todo eso...son un vehículo que nos transporta, el enlace entre emoción y emoción, entre encuentro y encuentro...

O almenos, así lo veo yo...

Dr.

Hanacq dijo...

¿De quién es la cita de tu título?

luna dijo...

La cita es de Ibrahim B.

Dillinger dijo...

Yo también estoy leyendo "El discurso vacío". Que está muy lleno.

Y hace unos meses lei "Los hermosos años del castigo". Que es hermoso y no es un castigo.

Te envío un abrazo Dillingeriano.

nuks dijo...

..bueno, y una trilogía involuntaria y su novela luminosa. un descubrimiento gracias a c. y d.
nuks.

Tera dijo...

somos la gente de la casa
tampoco podemos dormir

luna dijo...

Dillingerito,

también leí hace unos meses a Levrero y ahora acabo de terminar a Fleur.

Vamos casi sincronizados.

Anónimo dijo...

Ya me gustaria a mí que fuese tu boca llena de mi semen la que me besara.

luna dijo...

Haha. Veo que ha pillado el concepto de la cita.

Matzerath dijo...

La cita es de Ibrahím B. ¿de qué? ¿De algo que no podemos ver? ¿De un trabajo de narrativa secreto?

luna dijo...

Hihihi. Eso pregúntaselo a él querido Mat!!!

Si quieres leer algo más de eso prueba en el número 308-9 de Quimera.

http://lunamiguel.blogspot.com/2009/08/pegado-tu-espalda-con-el-pelo-por-la.html

o


http://lunamiguel.blogspot.com/2009/07/tribunal-rules.html


Ais, (L).