28 diciembre 2009

Sexo anal: para rezar por las (no)almas de las poetas (no)muertas.


El poeta, en cambio, no comulga con las abstracciones. Y si lo hace suele ser mal poeta. Aquel que para transmitir algo necesite acudir a recursos retóricos tan evidentes como el de las palabras últimas (la Muerte, Dios, el Amor, etcétera) es porqueno es capaz de hacerlo de otro modo. Un recurso fácil, palabras grandilocuentes que le abren, al oyente-lector, un territorio demasiado amplio en el que todo y nada es posible.
Chantal Maillard

a) La Muerte
Busco sexo. Busco sexo en la literatura. Porque esta tarde necesito sexo y aún quedan veintiocho horas para que Él vuelva. Busco sexo y encuentro Muerte. Pero no importa. Qué más da. Es lo mismo. Abro el libro. Bien abierto. Leo. Y Françoise Sagan me invita, ensalivada: A la muerte –no hablo de la enfermedad-, a la muerte la veo vestida de terciopelo enguantada, negra, y, por supuesto, irremediable, absoluta. Ahora bien, echo de menos lo absoluto como cuando tenía quince años. Desgraciadamente, he conocido lo bastante los placeres de la vida para darme cuenta de que mi noción de lo absoluto no puede denotar más que un paso atrás, una debilidad –que yo me empeño en imaginar transitoria-. Será, seguramente, por orgullo, y también ¿cómo no?, por temor. Mi muerte es el mal menor.
b) El Amor
Busco muerte. Busco muerte y entonces te espero porque ya queda poco y no quiero la muerte de otro yo solo quiero tu muerte tu muerte tu muerte aquí conmigo juntos. Busco muerte y encuentro poesía. Qué más da. Es lo mismo. Subrayo la página idiota y abro en canal a todos mis deseos. Abro el libro. Lo entreabro para que no huya. Leo. Y Sagan, esa zorra francesita vuelve a burlarse de mí: Pero vamos a olvidarnos de los locos de amor, de los que cayeron en el cepo, de los enfermos desahuciados y de algunos poetas. Olvidémoslos. Aunque esto es una estupidez: yo no puedo olvidar la Poesía, que, aunque nunca supe hacerla, es lo único que me gusta.
c) Dios
Busco poesía. Busco poesía y entonces te escribo todos los poemas, te leo todos los poemas, te menstrúo las sábanas y la mierda, y joder, que llegues de una vez, para el fin del mundo, para el fin del mundo o el año nuevo, y escucho Lhasa y atavío mi esqueleto de carne seca y luego bailo y… Busco poesía pero sólo encuentro a un dios pequeño y sucio. Un dios que no entiendo. Un dios con el que sueño y me da miedo. Dios que me obliga a rezar por el alma de las poetas muertas. Dios, que quiere ser perro. Dios, sodomizándome: pero yo no busco su diminuto sexo. No busco su Sexo Nadapoderoso. Ven, ven, ven. Amor. Y mata conmigo la grandilocuencia.

18 comentarios:

eliseplain dijo...

luna, estás crecida. hermosísimo.

lo tuyo es la poesía. iluminada

David P. dijo...

Saludos Luna. Buen resumen del dosmilnovo, a~o del sexo, amor y muerte, definitivamente.

(tu foto siempre me ha gustado)

luna dijo...

Deux mil neuf anee erotique...


Un abrazo, David!

Matzerath dijo...

Dios murió por amor.

luna dijo...

Y le gustó.

Matzerath dijo...

La Muerte amaba a Dios.

El amor mató a Dios.

Es un microrrelato cíclico, te lo regalo.

Ahora otro:

Charmander mató a Bulbasaur.

Bulbasaur mató a Squirtle.

Squirtle mató a Charmander.

luna dijo...

me quedo SIN DUDA con el segundo

Anónimo dijo...

Dios murió por amor, por amor a los hombres. Es decir, Dios murió por gilipollas.

NL

pocotú dijo...

lo de la mierda da un poco de asquete

Oscar B. dijo...

Hi Luna, thank you very much for the comment on my blog. I do not speak Spanish, but my first language is Italian so I do understand a bit of your blog!
It looks very interesting.

xxOscarB

luna dijo...

Poco:
El asquete es muy necesario en este post.


Oscar:

(L)

Bel of Bradford dijo...

Grande Maillard, grande Sagan y grande Luna.




(muchos besitos desde bcn)

Maria dijo...

nena, que bueno!

todo, la cita, la imagen, los textos.

que bien te sienta la navidad por dios.

Kraichek dijo...

eres una detective salvaje??

John Brown dijo...

Evoca imágenes de una chica sola, desnuda, en su casa. De un altavoz a máximo volumen surgen notas de jazz suave. La chica baila (aún desnuda) y cierra los ojos, pensando en él. Piensa en el fuego y se da cuenta de lo que realmente necesita. Se mira en el espejo y encuentra el fuego. Se gira y lo saca de una librería de IKEA. Cae el hasta ahora escondido telón y el Grupo de Esperpentos se reúne en torno a ella. Ella confiesa y se une al baile del Grupo de Esperpentos.

John Brown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
moreiras dijo...

Una vuelta de tuerca más a la eterna discusión...

Lucía Olvidada dijo...

GRANDILOCUENCIA,AMPULOSIDAD, POMPOSIDAD,ALTISONANCIA... :)