24 diciembre 2009

Happy Shit.

Una vez la mutación se ha completado, el nuevo órgano reanima el cuerpo de una forma que guarda poco parecido (fisiológico) al cadáver original. Algunas funciones corporales se mantienen constantes, otras operan con capacidades modificadas completamente. Este nuevo organismo es un zombie.
Max Brooks
El año pasado escribí Pharmagrip porque estaba enferma. Leía Virginia Woolf. Tenía frío. Me habían engañado. Esta navidad mi organismo, preparado para los excesos de los días festivos, ya se ha vuelto Zombie. Mi rostro es expresivo. Mi corazón repleto.

Plus d’info chez Ibrah.

3 comentarios:

David Parnelio dijo...

el zombie se vuelve en un indecicible, como la navitas pagano-christiana. felicidades luna!

Espanto dijo...

Bravisisisisisisimo

Anónimo dijo...

eres buena, niña.