16 noviembre 2009

Usted está aquí.





Una vez allí todo el mundo empieza a charlar, por la pura emoción de verse allí, de estar donde ocurren las cosas, hasta que los rostros sonrientes de todos se descomponen en palabras y muecas y risas que estallan aunque no se haya dicho nada importante.
Tom Wolfe
Depilarse. Arrancar los residuos del alma con un rayo láser. Así comienza la suavidad. En la era de las máquinas apuesto por la piel (que en Word píxel es piel, ya lo han descubierto antes). Pero aquí eso no interesa. Aquí es tu mano la que menstrúa: méame, méame en la cara. Como cualquier sábado-placebo, hacer el amor para olvidar lo triste que es la semana. Estornudar. Expulsar los residuos agg. Como un poema que es sólo sentir: porque a veces no razono. No razono el cielo morado que amenaza mi vida tras no sé qué movimiento. No sé qué minuto así. No sé cuántas esferas. Pulsaciones en el pecho, sí tiemblo. Mucosidades en la garganta: porque pronuncié Dios. El poema nos hará libres. El pop nos hará poetas. La metáfora es la única forma de supervivencia. Avanza la metáfora, avanza religiosa, avanza techno. Méame en la cara. Deshazte de esa tristeza de lunes. Las horas pesan como una pluma: ligera pero lenta, y el borde de tu boca sabe a gasolina. Escribirse. Una carta a sí mismo. La introspección a través de los espejos, el mira cómo me miro. Ver en el reflejo cómo me ves tú. Esconderse. Hace demasiado frío para salir. Hace demasiado frío para perder la calma. Arrojo mi palabra. Entiendo el residuo. Me rapta el basurero.

6 comentarios:

Matzerath dijo...

Necesitas un nuevo término: "popeta", que además es palabra polisémica con las siguientes acepciones:

1. Poeta pop (o after-pop, o before-pop, o intra-pop, o metapop, o post-pop, o pre-pop, o pro-pop, o pop-pop, o robocop).
2. Poeta que fuma muchos petas (valga la redundancia).
3. Caramelo infantil.

Anónimo dijo...

¿Estoy aquí?
¿Estoy?
¿Por ti?
¿Por mí?
¿Tienes lo que no tengo?
¿Tengo lo que no tienes?
¿Cuánto suman dos cojos, dos tuertos?
¿Hay alguien?

Perdí el olfato. Me quité la sal con agua de un bidón de mezcla. Lo supo mi lengua. Escupí, arañé las papilas con mis dientes.

Arrojé la palabra.
Libre.
¿Empecé a serla? la
¿?

¿Y la necesidad?
Espejito, dame fuego.

Mia Wallace dijo...

PanteRRA.. con "R" de rugido :)

Anónimo dijo...

tengamos una cita, mearé en su cara

al dijo...

anónimo de anoche se identifica..gracias por no hacerme buscar en la cache.Es demasiado bonita.Me preguntaba porqué la habías retirado.gracias..por esas imágines,por esos enlaces.También por tus luces tenues y por tus brillos descarados.luv tecno 4ever.

Violetera dijo...

Un día te insulté por no escribir tus propias cosas en el blog. Y aunque mi opinión sea irrelevante, sería injusto no felicitarte por hacerlo ahora de esta manera tan exquisita. A falta se sombrero, me quito el cascarón. Un saludo, LM.