12 noviembre 2009

Un fragmento de Amanda Davis (recogido en Lo mejor de McSweeney's).


Me estoy dejando algo. Veréis, ese algo era mi risa. Tengo una risa espantosa, toda mi vida he tenido una risa horripilante. Cuando río los sonidos que salen de mi garganta perturban a los que se encuentran a mi alrededor. Mi risa daña, hace que la gente sienta náuseas o se irrite. Deja de hacer ese ruido tan espantoso, gritan mientras se alejan corriendo con las manos en los oídos. Es tan terrorífica que no se me permite entrar al cine para ver una película. Esto viola mis derechos, les decía, hasta que implantaron las proyecciones privadas. El proyeccionista abandonaba el edificio y se sentaba en la acera. Yo salía a buscarlo cada vez que se acababa un rollo.
Así que ya os podéis imaginar lo que significaba conocer a un hombre al que no le importara. La primera vez que me reí junto a él –estábamos sentados en mi porche cuando se me escapó una risa tonta, nerviosa y frenética y traté de frenarla con brusquedad con la mano, remeterla garganta abajo-, él se limitó a recogerme un mechón de pelo detrás de la oreja y susurró: Eres muy hermosa.
Amanda Davis

9 comentarios:

Violetera dijo...

Qué maravilla, joder.

Dillinger dijo...

Este es el relato que os decía yo que me gustaba. Si es que al final...

Saludos de Dillinger febril y herido por la gripe. Ay.

luna dijo...

Jo!!!!!!!!!

Pobrecito. Te mando muchos besos deseando Salir A Tope otra vez Sin Fiebres y Con Amor.


Un abrazote.

Pliocénico dijo...

...google literaria. en clavo, siempre en tu clavo. Me echaron.

Jorge Ampuero dijo...

Al menos con un risa se pierde menos.
:)

Anónimo dijo...

corre a contar qué dijo Panero...
¿o no dijo nada?

luna dijo...

Dijo: Condesa Morfina,


y con eso me conformo.

Espanto dijo...

http://open.spotify.com/track/0P19ud9k3uMPc6iCqM39lD


Escucha este disco: Vintage Novelty Songs, es muy bonito.

Matzerath dijo...

sois todos unos cursis