15 noviembre 2009

Red moon: me obsesionan los espejos.





Bla bla bla vla. Mi ordenador carece de letra eñe y tengo que hacer malabarismos con el teclado cada vez que quiero escribir una. Una sola Eñe. Una. Ayer. Y Luego. En el centro de la Letra vimos a Wiener, víctima de cierto machismo soso, entre columnas pornófilas, místicas, oscuras. Luego bla bla drunk. El dorado es un truco de magia, me dije. Y luego eso de las pizzas a medias, y Coralie Clément con bragas pequeñas. Y luego JC. Y luego tu beso en la puerta del Pantera, esperando una lista interminable de hígados cool. Y luego: o antes, ya no recuerdo, ese realismo diabético de la literatura. Y la risa de Unos y de Otros. Y luego: hablas raro. Y antes: son las ocho de la mañana, llevo 24 horas con el mismo vestido, con el mismo olor, con el mismo cansancio adherido a los párpados. Lambrusco. Tercio Caro. Tercio Malo. Estamos donde tenemos que estar no sólo porque lo diga Tom Wolfe: estamos donde los libros dejan de ser materia, donde los piercings no son distintos a los cuerpos, donde los tatuajes devienen género literario. Pero casi no he dormido.

10 comentarios:

bLuEs dijo...

¿Por qué crees que te obsesionan los espejos?

Saludos

luna dijo...

porque me cuentan algo distinto a lo que yo creía ver.

fl(h)uir dijo...

me encanta, me encanta lo que se respira, seguir vivo

Anónimo dijo...

Ahí Luna, trepando!

luna dijo...

Trepando?

Qué va, no hago deporte.

Más claro, agua dijo...

Cono, sin eñe, es geometría...

Anónimo dijo...

..no he llegado a tiempo.Pase por aquì como todos los dias..y me gustò nada mas verla..cuando quise retroceder para descargarla había desaparecido.Lástima.tendré que buscarla en alguna caché.kizz

Irvin Sarmiento dijo...

¿Algo distinto de lo que creías ver? Quizá sea el lente de la cámara... O quizá sean tus ojos.

Un gusto leerte.

Saludos.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

Si sigues mirándote así te verás paseando por el fin de los tiempos.
Un saludo

ana dijo...

"Los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de los hombres", decía Borges.
Besitos Lunibus.