11 noviembre 2009

Metadiscursi.


Estaba esperando a mi enamorado –diría novio pero mi novio siempre me recuerda que diga enamorado, no novio, porque vamos a la universidad y novio suena ñoño para una persona que va a la universidad-, y ya era tarde.
Rebecca Curtis

Te habla mi corazón de replicante, cariño: mi corazón que ha visto demasiadas cosas, mi corazón que ha sido moldeado, mi corazón objetivo, mi caja negra, los hechos uno a uno, evitando juicios, te habla, te narra qué y cuándo, de vuelta a casa. Después mi decisión se encontró con tu sueño. Quizá porque la tipa rubia del asiento de al lado lee una edición mohosa de los poemas de Neruda yo haya decidido escribir aquí algunas líneas cursis. Lee. Lee a Neruda. Lee porque estamos parados a la salida de Avenida de América por culpa de un accidente. Alguien ha muerto. Creo. Alguien ha muerto al estrellarse su coche y está ahí tirado, con el jersey negro de cuello alto, de cuello partido, de sangre en el cuello y en los brazos. Nosotros no estamos muertos, sin embargo, y nos vestimos de negro. No estamos muertos, ni tú ni yo, no somos Zombis, cariño. Aunque apenas respiremos hoy, con el humo de las obligaciones latiéndonos deprisa. Aunque las lágrimas vacilen: te habla mi músculo torpe. Mi músculo-tubérculo. Corazón al desnudo. Tejido con forma de boloncho grasiento, relleno de carne, queso y arroz. Corazón al desnudo que sabes devorar. Te habla mi piel de Lola Font. Mi frente de Lola Font. Mi mano y mi lluvia de Lola Font. En su metadiscurso-metadiscursi. En su declinación moderna. En su dolorosa declaración bajo el efecto de los hábitos mediocres. Te habla, Lola Font, desde ese planeta expresivo en donde sólo vosotros podéis habitar.

4 comentarios:

mila dijo...

Sencillamente genial

Lara dijo...

lo mismo digo

Lara dijo...

(genial, digo)

rep_chioafricana dijo...

Y llegas a la patata, músculo-tubérculo, rojo vino. Color precioso.
Que hace poco descubrí en su mezcla con el celeste una perfecta armonía.
En ti unos pendientes del color precioso junto tus preciosos ojos.
Me apunto a la cursilería. Mañana llega mi caballero...

=)