02 noviembre 2009

Horizontal.


Ayudaba a las viejas a recoger las mierdas de sus canichepeludos, dijo. Las guardaba en bolsitas de plástico transparentes y luego las espachurraba haciendo una bola con la mano. Las guardaba, dijo, sin que ellas se enteraran en sus bolsas verdes de la compra, junto a los puerros y las coliflores. Toma caldo bueno, dijo. Toma caldo. Dijo. O eso imaginé. O eso pensé cuando pasaba por allí, con una caja de parches anticonceptivos recién comprados. Si compras nueve, dijo, te regalo una crema para las manos, dijo. O eso escuché. O eso imaginé que prometía la farmacéutica rubia. Toma dijo. Dijo. Dijo. Si compro nueve parches me regalan cremas suaves. Fórmulas de belleza. Y yo sin saberlo. Y yo con estas rugosidades. Con estas rugosidades en el alma. Ahora soy lisa. Muy lisa. Piel lisa y óvulos lisos. Vientre liso, vientre liso, miento, vientre gordo y grueso, vientre malo, vientre feo. La luz naranja. El neón de siempre en tu cara. Qué, guapa, dijo. Qué guapa y cuánto te quiero. Qué guapa y no te dejaré nunca. Qué guapa y cómo vibro dentro, dijo. O eso creo que dijo. O eso quiero que diga. O eso quiero decir. Paseo por el parque, recojo un carrete de fotos. Matadero, Ville Anodine, Porno Provincial y disfraces de pez globo. Vas por mal camino, dijo. Vas por mal camino con esa cara sucia. Con esa caca sucia. Con ese ovario sucio y cansado. Vas por mal camino con ese libro bajo el brazo. Con eso que escuchas. Eso que piensas. Ya han puesto la calefacción en mi edificio. Me pregunto cómo han tardado tanto. Me pregunto qué pretendía Dios haciéndonos pasar tanto frío. Me pregunto, digo. O eso creo que digo. O eso pienso. O eso te insinué aquella tarde, con la lágrima en el sexo. Me pregunto cuántos días aguantará mi sangre pegada a tu piel, sin que la luz nos delate.

4 comentarios:

Matzerath, dijo...

Yo antes era muy de letras, ahora quiero ser ingeniero, antes me daban igual los deportes, ahora hago cien flexiones diarias (en dos grupos, que no soy Chuck Norris) y este comentario viene muy a cuento.

Liquem Nuc dijo...

No sé dónde leí: "Me dijeron que no debería haber ido, cuando ya me marchaba." Psé, casi mejor que no les den.

Culturajos dijo...

Yo colecciono mierdas de Sanbernardos y de Mulos Romos, las colecciono en tristes botes de cristal, las colecciono mientras camino por la mierda y los condones se me pudren en la cartera. A veces me sienta bien la lluvia.

Pablo dijo...

Patético, pero verdadero. Gracias.