09 agosto 2009

Yo no era más que el tiempo que pasaba a través de mí.*




Editoriales que unen, como Alpha Decay o Periférica. Bebidas que unen, Heineken y Zero. Dulces que unen, la gelatina y los nachos. Enséñame a leer Machado. Escucho. Enséñame a leer a Fernández Porta. Digo. En la ventana: esto no es Madriz. El árbol de siempre comienza a oscurecer. Agosto o mueres. Escucho. Lola o muerte. Miro. Y hace demasiado tiempo que no pienso en La Bola de Nieve Derretida: la Bola de Nieve que derrite el mundo, que derrite mis ojos, que me ahoga. Hace tiempo que no pienso en la Angustia. Valérie Mréjen me recuerda cómo pronunciar el corazón. Le coeur, le coeur, la pute, le coeur. En mis manos, la agria periferia me une a la escena. Y escucho el miedo.

*Annie Ernaux

13 comentarios:

luna dijo...

http://goear.com/listen/d6776d2/Crop-Circle-Jerk-94-megapuss

unnombrefalso dijo...

Y yo que pensaba que lo único interesante que había hecho Devendra Banhart era tirarse a Natalie Portman.

¡Me encanta esta canción! No debería haberlo juzgado sólo por el videoclip de Carmensita... Rectificar es de sabios así que: disco bajando.

Gracias por el link! (y por los textos)

;)

Portinari dijo...

"Yo no era más que el tiempo que pasaba a través de mí"

La bola de nieve derretida, en Mayúsculas. Unión, libros, Angustia y pronunciar el corazón.

"Yo no era más que el tiempo que pasaba a través de mí"

Anónimo dijo...

Me encantan esas fotos.
Hablan de complicidad intelectual.
¿Qué leéis, allá en Berlin?

luna dijo...

Pues don IB se enamora de Hadot y su Filosofía como forma de vida.
http://www.alphadecay.org/autor/pierre-hadot
Y yo me pongo triste con el relato de Valérie Mréjen, con El Agrio.
http://paulviejo.com/2009/07/18/el-agrio-de-valerie-mrejen/

Un abrazo. Gracias.
Lu.

u minúscula dijo...

te gusta mucho ernaux luna?

LUG dijo...

Oh, Luna. Me maravilla que el que lee a tu lado esté con Hadot (¿lado/hadot?). Yo estoy - desde hace unos meses - con Hadot en la mesa. Serenidad para la tortuga que sin ejercicios espirituales se vuelve destructiva

Tus entradas son cada vez más ejercicios espirituales-punk.

¿Cuánto hay que destruir todavía, querida amiga, para encontrar la mirada elevada del filósofo o del poeta o la la estrella Sirius?


Saludos desde la república bicéfala.

luna dijo...

A Annie E. la he releído. Fue mi primera compra en Madrid. Mi primer libro en la aventura: Arrebato Rules, biensur.

luna dijo...

Contra la mala baba y el calor veraniego = relax lector y cocacola zero.


Abrazo Tortuguita.

Óscar Santos Payán dijo...

Soy Osquino el padre de Paulina y quería darte un beso y otro pa el de las flores del Corán

David Parnelio dijo...

coke zero con un poco de complicidad (o su imposibilidad) baja los animos del caldo neoplatonista.

besote reciproco

estíbaliz... dijo...

luz que une: esa lámpara. Conozco su cabizbajonería.

Bicos, oh, sí.

Anónimo dijo...

Qué pedorra eres. ¿pretendes imitar a Juan Ramón Jiménez? Te queda mucho, niñata