18 agosto 2009

"Monja borracha de Dios".





Incluso leí un libro de poesía. Aquel libro me puso enfermo, y dije que nunca volvería a leer otro. Aquella poetisa me cayó fatal. Me habría gustado verla unas semanas trabajando en una fábrica de conservas. Seguro que la experiencia le cambiaba el estilo.
John Fante

6 comentarios:

Jamon borracho de Dior dijo...

Fante casi parece un seguidor de su columna, querida calamitosa.

Vomitara angelitos como un demonio si continua bebiendo Dios.

Tod heil

luna dijo...

Querido calamitoso.
Si es usted quien pienso que es (tanto anónimo me nubla), le envío un abrazo cervecil.

Tomás dijo...

O en una fábrica de cerillas finlandesa. Todas se dan por muertas para no morir. Quizás trabajando en una fábrica....

Tschüß

Papathanassiou dijo...

Soy, efectivamente soy. No se nuble en exceso. La reenvio un brazo.

Disfrute Germania.

Laico confundido dijo...

LE REENVIO

soy laico, pero no laista

Natacha B. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.