18 agosto 2009

Heartbeats: cosas que destrozan el organismo.



-->
Leo ficción de la que duele. Fante me destroza el hígado. El lago es frío. Agua congelada para el corazón. Paro cardiaco. Escribo ficción de la que duele. A él le duele. A mí. Recibo un e-mail: tienes que ser más punk. ¿Qué es ser punk ahora, en este momento, en este preciso instante? Digo Punk: Bidane pregunta qué es Punk. Bidane tiene tres años. No sé qué es Punk. Contesto. Es una fórmula, quizá, una etiqueta que aquí no existe, en esta ciudad, en este barrio, en este preciso lugar. Bidane es linda. Fante me destroza el estómago. Y todo duele.

11 comentarios:

saturniana dijo...

muá,
remuá
de los remuases
(besos saturnianos)

ana dijo...

:-)

el autómata caramba dijo...

http://www.myspace.com/tumadretumadretumadre

que lo disfrute!

tournesols dijo...

cúrate un poquito :***

gerion dijo...

Punk, o sobre el tiempo en el que los airados tenían razón. El rugir de un sentir. Una rabia escupida a la imagen que se refleja en el espejo. Un delirio irredento que se devoró asimismo. Me quedo con la Internacional Situacionista: “Nuestra época no necesita escribir consignas poéticas sino ejecutarlas”. La vida entendida como un campo de batalla.
NI UN PASO ATRÁS

Sr Curri dijo...

Fante es un rollo.
Yo es que soy un descreído.
Tú ya eres punk. O algo mejor. Porque punkies son los sex pistols y échales un vistazo ahora.

gerion dijo...

Siempre preferí a los Clash. “White Riot”, “Guns on the roof”, “Death or Glory”... El comando integrado por Joe Strummer y Mick Jones fue uno de esos licores que, al menos durante un tiempo, destiló sinceridad, fuerza, rabia y juventud. Pero el punk fue mucho más que una simple algarada musical, aunque posiblemente esa sea su expresión más conocida y reconocida. El punk fue un desgarro, un disparo a quemarropa, una cuchillada trapera en lo más profundo de la forma de sentir y de crear que, a través de múltiples formas de expresión, hizo que nada volviera a ser lo mismo. En su propia esencia, el punk llevaba implícito su suicidio. La pregunta ¿qué es ser punk ahora?, es una pregunta ridícula y lamentable que se cae por su propio peso. La respuesta sólo puede ser desidia e infundio.

¿Dónde estabas tú en el 77?, esta es la cuestión, y no me respondas que no habías nacido, porque hay sentimientos, emociones, pasiones… que se sitúan por encima del tiempo y del espacio. La POESÍA sabe de lo que estoy hablando.

Eladio dijo...

¿Esto es ser punk? Claro, hombre.
Y Fante un rollo también.

Bendita la endogamia bloguera que aglutina rápida y organizadamente a autómatas descerebrados con ínfulas de no se sabe qué.

gerion dijo...

Hola Eladio.

Posiblemente tengas razón.

Un saludo.

Dara Scully dijo...

A mí me gusta la ficción que duele, aunque mi favorita es la que irrita los ojos.



miau

jan dijo...

acabo de descubrir este espacio y me fascina, solo que no encuentro la opcion de SEGUIR ESTE BLOG, me ayudan?