03 junio 2009

Asco.

RGF
-->
Una cucaracha en la cocina, no se parece a mí, no tiene mi acento, y hasta creo que cruje en otro idioma. No soporto el clicliclisss de sus patitas, ni el modo en que me mira. (Alguien me contó que DFW conversaba con los bichos pasotas de su cuarto de baño antes de matarlos. Yo no puedo.) Insecticida. El aire contaminado roza mis dedos. Cerca. Nada se mueve. Sola. El veneno parece efectivo.


12 comentarios:

Stalker dijo...

Qué bueno: cruje en otro idioma. A saber cómo crujirá un ser humano, todo hueso y palabras: purulencias, jugo inservible.

La cucaracha fue el pasado y me temo que también será el futuro. Nos sobrevivirá cuando toda nuestra retórica haya sido convenientemente enterrada donde debe estar: en la fosa común de las edades, en la indiferencia.

luna dijo...

un asco de presente, de pasado y de futuro

Cucaracha Amarilla (Vladimir Poliakov) dijo...

La Gente tiene estigmatizada a la cucaracha, pero no nos han hecho nada. Forma parte de la belleza de la fauna urbana, y son de un diseño grotesco y sucias. Pero tienen personalidad. Y cuando corren parece que siempre lo hagan para salvar la vida. ¡Son modos de vida absolutamente suburbanos!

Ahora que ha llegado el tiempo de las bibliotecas 24 horas, siempre las veo pasear por las aceras, con prisa, con miedo, corriendo... Y para mi ya es como ver patos en un estanque.

luna dijo...

Acostumbrada a las de Almeria que vuelan y se te pegan a la ropa, estas son mas simpaticas. Pero uf uf. La unicas cucarachas que me gustan son las de Beijing!

Pez Susurro dijo...

mala noche para los dos, pues...

Enrique dijo...

Querida asquerosa mia, si me ofreces planes tan atractivos como ser gatos fumadores de mierda del suelo, puedes estar segura de que quedaremos muncho.

Tryno dijo...

No. El insecticida es lo peor, sólo terminas drogándote a ti misma, pero para eso mejor un buen hash, ¿no? Yo tengo a los mismos inquilinos y lo que les receto es un cucarachicida en gel buenísimo: el envase anuncia tener "efecto dominó": se lo come una, luego otra cucacaracha se come a la primera, luego otra se come a la segunda, y así, hasta que todas estiran (literalmente) las patas.
Tolerancia y paciencia. Y se irán.

ana dijo...

yo ayer maté una araña a eso de las dos de la madrugada. luego me sentí mal y ajena. se supone que soy vegetariana. me han enseñado a mirar entre límites.

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Prefiero ser cucaracha escurridiza antes que mosquit@ hijodelagrandísimaputa!

No es que me den asco, más bien es odio genocida lo que siento...

Anónimo dijo...

las cucarachas pican, las flores muerden.


chrl

juan bello dijo...

haces que cualquier cosa insignificante valga unas líenas

y eso me gusta

Manuel Avendaña dijo...

Hola,

Unicamente:
¿dónde perdiste la lima?, ¿dónde la dejaste?, ¿dónde la lima para estas terminaciones de tus uñas?*

Dígamelo, pues se la devolvere al instante.


*Veáse:

De muchacho, fui
de las Musas a aprender la disciplina,
me tomó la mano una
y todo el día
me paseó por el taller.
Mostróme parte a parte
las herramientas del arte,
los modos diversos
en que cada una
se usa en el trabajo
de las prosas y los versos.
Yo miraba, y pregunté:
Musa, ¿dónde está la lima? Dijo la Diosa:
la lima está gastada, trabajamos sin ella.
Y yo: ¿en reponerla
no piensan, cuando falla?
Respondió: deberíamos, pero el tiempo falta.

Giacomo Leopardi.


... y el verso entona un himno al pus.

Leopoldo María Panero


Echando el bofe cada día.


____________________
Aquí dejo mi nombre y un apunte para no ocultar nada: hablo desde el intento de una crítica constructiva no se lo tome a mal y habla Manuel Avendaña.

Ya podeis crujirme como lo hace acienda.