30 marzo 2009

Encore plus froid.


Releo Anábasis. (Ya no sé cuál, ya no sé qué guerra). Releo tierras amarillas porque la primavera miente: de nuevo el frío. Once grados al sol. Ni solsticio ni equinoccio: síntesis de nuestra sombra, signo.

7 comentarios:

Lukas dijo...

Qué tal?

la anábasis... es divertido como una novela, además hasta lo puedes leer como una metáfora.

que vaya bien

Lara dijo...

símbolo sombra signo


sí.

Stalker dijo...

Todas las estaciones mienten porque nos impiden la intemperie. El verano, un poco menos.

B. dijo...

Hay un pisasombras en 03 a.m. Además de suicida.

a p n e i c a dijo...

encore será ancora, ¿no?
così come omeletta è omelette.




me gusta el final de los equinocios, y su principio.

Helena dijo...

yo me estoy poniendo malica con tantos cambios de temperatura!
averigua si enganchamos la semana santa, por favor.
hahahhaa
xxx

Stalker dijo...

Tengo una duda al leer la columna de la derecha de tu blog:

¿cuándo termina de "emerger" un poeta "emergente"? En la lista hay algunos que superan con creces los treinta años, hasta con 35. ¿No han emergido aún? ¿Cuál es la fecha de caducidad para dejar de ser emergente y salir del cascarón?

Es que me hacen gracia esas taxonomías reduccionistas, que acotan, con campos semánticos aleatorios, una realidad mucho más rica: poetas emergentes, poetas jóvenes. Aparte del signo distintivo gregario que impone la denominación, así se encubre la diversidad y entra todo, lo bueno y lo malo. Basta con ser joven o emergente para pertenecer a esa tropa. Es como la categoría establecida por cierta antología de Cátedra: "poesía escrita por mujeres".

De absurdo en absurdo y tiro porque me toca...

Abrazos