13 febrero 2009

Porque ya no soy la mujer que odia.

Hicimos bien en marcharnos, azul Bohemio.
Hicimos bien en abolir la playa negra de las almas.


6 comentarios:

Lara dijo...

y qué ocurre cuando vuelves

Helena dijo...

Quiero volver y ahogarme con la luz.
Estás tardando en informarme, espía.

Jazzhemio dijo...

http://img90.imageshack.us/img90/4641/covergi9.jpg

adios dijo...

el odio quede en la playa

Liquem Nuc dijo...

El azul siempre me recuerda a la muerte y al pájaro. En cualquier caso el odio es un sentimiento refinado, mejor no malgastarlo.

Enjoy it!

tournesols dijo...

Malditos malditos! Os necesito la semana que viene por el este sureño!