20 febrero 2009

Paisaje lunar.

No me interesan aquí mis sentimientos, en tanto que míos, perteneciéndome a mí y nada más que a mí. No me interesa lo que de individual hay en ellos. Sino cómo son atravesados por lo que no es mío.
Beatriz Preciado

7 comentarios:

mermelada de mierda dijo...

Este es un fragmento de "Texto Yonqui".
Si no has leído otros textos de Beatríz Preciado, te recomiendo su libro "Manifiesto contra-sexual".
En su Manifiesto hay exceso y derroche, no sólo es un texto hecho de contactos digitales, carne, agujeros negros, plásticos y aleaciones metálicas que dan lugar a ensambles de alta condución, es sobretodo un injerto político fascinante, lleno de noticias y de ideas, sin barreras intelectuales ni de medios expresivos. Entre sus páginas hay humor e ironía, pero también hay historias de amor, aventuras mecánicas y electrónicas, mucho combate y resistencias orgánicas ... y, lo mejor de todo, desde el comienzo ya están triunfando los malos y feos.

Lukas dijo...

está muy interesante la cita... no conozco nada de la tipa esa, a ver si leo algo suyo

luna dijo...

Gracias Mermelada.
Estoy leyendo Texto Yonqui y me gusta. Espero que al acabarlo pueda hacerme con alguna obra suya mas.


Un saludo (y bonito tu blog).

Stalker dijo...

Esta entrada me recuerda a una novelita de Marlen Haushoffer, "El muro", cuando el bosque empieza a pensar los pensamientos de la protagonista y ella se re-crea a través de lo que no es, del mudo universo circundante...

Recomendación para cuando se te pase el malditismo de Panero y compañía ;)

LUG dijo...

Pero, ¿es posible ese vaciamiento quirúrgico o farmaco-lógico que da lugar (posada o albergue)a lo que se desvela: la testosterona, el complejo farmacopornográfico, el discurso del otro, la voz...? O, por el contrario¿ hay un serrín, pringue o viscoso fluido que siempre mancha la ascesis, que no es sino el efecto o la espuma de eso que se espera, el maldito yo y sus "beautiful maladies"? En el caso de B.Preciado, el ego-trip de su ensayo testo-yonqui, ¿alcanza el objetivo de la cita o se hunde en la cochinada(sea, en el maldito yo,yo,yo?.

¡Fuerza!

Yllari Chaska dijo...

Hola, he llegado a tu blog por primera vez y me ha encantado. Descubrir textos así es como abrir puertas a nuevos lugares, reconocerse un poco en la voz ajena.
Saludos desde Perú.

a p n e i c a dijo...

Me encanta la cita. Ha puesto la palabra en la cicatriz.
























Yo soy contra-sexual.