13 enero 2009

Porque al final Sperber nos salvó la vida.


Rompió el motor. Pasajeros de la línea uno de alcalá-autobuses, vayan bajando. (Miro por la ventanilla, línea cinco, fondo izquierda). Uno a uno, se exponen a la nieve. Aquí la calefacción no nos consuela.

11 comentarios:

ana dijo...

sperber, ese gran hombre.Y la teoría de la relevancia, qué poco importa en la interacción cotidiana.
¡Demasiada impertinencia¡
Un besito, Luna.

Anónimo dijo...

martes y 13

Anónimo dijo...

o periodista o poeta. describir más y opinar menos.

luna dijo...

o ninguna de las dos cosas!
cámara-ojo
corazón-tecla
delete


un abrazo!

ana dijo...

es lo que dice alaska..

luke dijo...

Pues sí, Ana: lo malo es que mucho paquidermo extinto ni siquiera lo pillará.

¡Qué aburrimiento de gente!

Lukas dijo...

Holaa
Muy bonita la foto nueva, me gusta mucho

tournesols dijo...

y
genial
.

*

Cápsula dijo...

Tienes muy buena suerte.

Hasta la vista.

Enrique dijo...

El sacrificio no es real.


-------------------------

Jao, petarda.

VMV dijo...

http://www.wirtzgallery.com/exhibitions/2001/exhibitions_2001_06/exhibitions_mf_2001_06.html